Headlines News :
Con tecnología de Blogger.

Despedida de Cristian Pérez - Sí a la Paz

Colombia: Falsa Democracia

Colombia: Falsa Democracia
Falsa democracia

RECOMENDADO CAMBIO TOTAL

[Colombia] Falsa democracia II: la democracia burguesa

Hernando Vanegas Toloza, Postales de Estocolmo. En el artículo de ayer abordamos, someramente, la historia de la democracia burguesa ...

Hey loco, No dispares!

Vamos a Cuentiarnos la Paz

LOS RICOS NO VAN A LA GUERRA

Blog ESTADÍSTICAS

BLOG DESTACADO

[Argentina] Femicidios, homicidios: ¡¡¡Violencia!!!

Fernando Pastorizzo, de 21 años fue asesinado por su novia, 
Nahir Galarza, de solo 19 años.

Por Nechi Dorado.

El tema de la llamada violencia de género que tanto nos afecta sobre todo a las mujeres que somos las que ponemos la mayor cantidad de víctimas, amerita un debate urgente de la sociedad. La violencia es un tema recurrente, cuyo cordón umbilical está unido al SISTEMA. No reconocerlo en ese centro nos ubica fuera de contexto.

Cuando una mujer mata a su compañero o a la inversa, además está asesinando a otras mujeres, madres, abuelas, hermanas, que quedan partidas para siempre. No es mayor ni menor el sufrimiento de la madre de una mujer asesinada respecto a la de un varón también asesinado, aunque sean menores, los últimos casos, cuantitativamente.

La muerte es muerte con y sin polleras.

La violencia contra el hombre de parte de sus parejas mujeres no es abordado como un tema social ya que no afecta a un grupo históricamente discriminado como es el caso de las mujeres.

Hay otra concepción machista instalada: “el macho se las aguanta”, “el macho se agarra a trompadas si algo le molesta”.  Esquema patriarcal repetitivo, nocivo, contaminante, que provocará que un hombre agredido por su compañera jamás denuncie el hecho, no sea cosa de que luego lo llamen “maricón”. Además, convengamos que no sobran los lugares donde denunciar sin padecer tremendas burlas, detalle no menor.

De todos modos el tema da para mucho, pero teniendo en claro que mientras no intentemos cambiar to-do, NO CAMBIARA NADA. Seguirán los femicidios y seguirán los muertos tengan pene o vagina y más allá de la proporcionalidad de las cifras.

Estos días, en Argentina, una joven, Nahir Galarza de 19 años asesinó a su pareja, otro joven de 21 años, Fernando Pastorizzo y cometió el crimen con el arma reglamentaria de su padre, policía.

La joven, luego de cometer el acto y según su propio relato, se fue a dormir, y al día siguiente dejó un mensaje amoroso en Instagram."Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel", posteó, el viernes por la mañana.

(Ese “mi ángel” me hace ruidito, casi como un mensaje del inconsciente, de la jovencita, los ángeles no están en la tierra)

Esta chica que asestó dos disparos mortales en el pecho del muchacho, demuestra a la parte de la sociedad que anda sin vendas en los ojos, que ya estaba muerta mucho antes de   cometer ese espanto. Tiempo atrás había fingido su “propio secuestro”

A esta joven la  mató el sistema, la mató el silencio social, la irresponsabilidad de su familia que no supo visualizar la conducta extraña de su hija, según descripción de gente allegada a su círculo.

Vemos también los horrores que cometen miembros de los aparatos de seguridad del Estado y en la familia se centran los principales valores que han de ser los que nos formen.

No tengo base para diagnosticar estados patológicos, pero lo que se ve a las claras a partir de relatos que leímos o escuchamos estos días, es la perversidad de la chica, ya que en ningún momento demostró tener registro del dolor y eso es una patología grave, hasta lo que se.

Según el abogado defensor, Víctor Rebossio no existen rastros de pólvora en sus manos, afirmando que no fue ella la que disparó, aunque no dejó de hacer notar que la joven “estaba mal y enajenada” en el momento del hecho. Agregando: “"Ella dijo 'fui yo', pero las pruebas de parafina determinaron que ella no disparó, me debo inclinar ante la prueba, no ante la versión". “Era una pareja enfermiza”, es lo que se dejaron como relato algunos entrevistados, "Hay gente que escuchó cómo se pegaban y hay testimonios de que era una pareja enfermiza", señala el letrado.

Me atrevo a pensar que estamos frente a un crimen del que se desconocerán culpables, total en unos días ya ni nos acordaremos más. Y en las consabidas preguntas que solemos hacernos cuándo suceden cosas en momentos puntuales de un país, a quién beneficia; a quién perjudica, solo se me ocurre pensar que el arma homicida, disparada por algún/a homicida era la reglamentaria de una fuerza de seguridad y ya sabemos cómo actúan.

Lo concreto y que nadie puede desconocer, es que quedó el saldo de una madre llorando lo que ya no podrá recuperar.

Y el de otra vida que se fue por dos agujeros en esta absurda carrera del vale todo, o todo contra todo.

Y hay un sistema ciego, sordo, mudo, que entronizó la violencia haciendo añicos lo que podría quedar de esa utopía llamada justicia tras la cual corremos muchos.

Y en semejante carrera alocada, hay víctimas, muchas más de las que podemos admitir en un país que pretende ser civilizado, donde todos los días se mata a alguien así nomás, como si nada.

Y hay un estado genuflexo ante un sistema perverso que por consecuencia abandona a la población, sin cumplir el rol contenedor que le corresponde como estado civilizado.

Seguiremos llorando, seguirán las relaciones tóxicas, seguiremos asesinando valores, sobre todo porque estos últimos no se compran ni cotizan en bolsa. Y seguirá girando la rueda de nuestro propio destino impuesto tal como lo planificaron.

[Colombia] Elecciones: Arrebatarle el poder a la oligarquía


Allende La Paz.

Ante el incumplimiento del estado colombiano de lo firmado con el Acuerdo de Paz por una Paz estable y duradera, como siempre tocará al pueblo adelantar la lucha para hacerlo realidad.

Y para hacerlo realidad la única manera es arrebatarle a la oligarquía el poder. Así como lo lee. Ya en las primeras de cambio el pueblo, la FARC, le está ganando la iniciativa política y por primera vez en la historia colombiana un candidato de izquierda tiene la posibilidad de ganarle las elecciones a la derecha –incluída la extrema derecha-.

A pesar de que los corruptos politiqueros del establecimiento han hecho todo lo posible para ”hacer trizas el Acuerdo”, con toda clase de marullerías a las que ellos están acostumbrados a esgrimir, el Acuerdo de Paz está ahí, firmado por el gobierno nacional en representación de todo el estado y por la FARC, y se ha convirtido en la hoja de ruta de las luchas populares.

Ese Acuerdo demuestra que el Estado y sus gobiernos son incapaces siquiera de realizar los mínimos cambios a la decrépita estructura y supraestructura, a fin de adecuar el estado a lo mínimo que le permita adelantar por lo menos la modernización del estado y dar el paso de un estado feudal a uno capitalista.

Que el estado y sus gobiernos incumpla el Acuerdo de Paz no es lo fundamental. Lo fundamental es que el pueblo colombiano tiene escrito –así sea en “borrador” o pretendidamente “hecho trizas”- en papel y, más importante, en su ideario colectivo un Acuerdo de Paz por una paz estable y duradera, que contiene el mínimo programa para empezar a construir una Nueva Colombia en paz con justicia social.

Lo contenido en el Acuerdo de Paz se convierte en un arma de lucha, legal, y en manos del pueblo se convertirá en un arma revolucionaria. Que en la práctica equivale a decir que el pueblo persistirá en la lucha por la paz con justicia social, entre ellos la FARC, y esa lucha se convertirá en poder a nivel local, regional y nacional.

En el momento presente estamos por elegir el Congreso de la República y no se puede esgrimir la excusa de que no hay por quién votar. Si hay por quién votar y se abre un espectro de candidatos para todos los gustos. Vote por la FARC, vote por la “izquierda” tradicional, vote por candidatos populares, a fin de llevar el mayor número de representantes del pueblo que adelantarán la lucha parlamentaria de la mano del pueblo.

Todas las triquiñuelas adelantadas por los politiqueros tradicionales tienen por fin evitar que los representantes populares en senado y cámara lleven la voz de los desposeídos y ayuden a coordinar la lucha del pueblo en su conjunto. Una adecuada labor parlamentaria –denuncia de la corrupción, etc- de la mano con la lucha popular con la movilización del pueblo, será garantía para ir concretando los puntos del Acuerdo de Paz y de esa manera iremos despojando a la oligarquía del poder.

El voto se convierte así en un arma popular contra la oligarquía y cada voto sumado a los otros en muestra de la irrevocable decisión y determinación del pueblo por construir la paz. Desde luego no es la única arma legal conque cuenta el pueblo. La fundamental es su unidad y la reconstrucción de su tejido social será precisa en cuanto vencemos el Terrorismo de Estado.

La FARC logró mediante el Acuerdo de Paz 5 senadores y 5 representantes a la cámara que sumados a los que elija el pueblo serán una fuerza importante para adelantar la lucha parlamentaria-popular denunciando la corrupción y las políticas neoliberales de los gobiernos. Enfatizamos que lo fundamental es lograr la ligazón de las denuncias parlamentarias con la movilización popular.

En mayo 2018 se eligirá el presidente de la república y por cómo está la feria de las vanidades de los candidatos del establecimiento hay altas probabilidades para que un representante del pueblo resulte triunfador. Para ello es imprescindible despojarse del egocentrismo, el sectarismo, el radicalismo inútil, etc. Solo así, privilegiando los intereses populares sobre los intereses particulares, podremos presentarnos como la carta ganadora.


Adelante, pues, estamos ante una oportunidad histórica!!! 

[Colombia] ¿Quién paga por el tiempo y la ineficiencia del transporte en Bogotá?

Escrito por Andrés Camacho.

¿Contar el tiempo gastado en el transporte público como parte de la jornada laboral?, Sí, es posible. "Para ello vamos al Congreso de la República, a trabajar por Bogotá y sus habitantes, la gente del común y sus problemas".

                                             art0.png

Hace unas semanas luego de realizar la inscripción de nuestra lista para la Cámara de Representantes por Bogotá por la FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN - FARC anuncié que una de nuestras propuestas para los Bogotanos y Bogotanas consiste en que el tiempo que la gente gasta en el transporte sea contado como parte de la jornada laboral, de inmediato recibí mensajes de muchas personas con curiosidad por la propuesta, también recibí mensajes de empresarios inquietos por el costo que tendrían que pagar por la ineficiencia de nuestro transporte público, he recibido criticas pero también sugerencias. A todas las personas que han entrado en contacto con nosotros muchas gracias, estamos convencidos de la necesidad de una política dialogante y más cercana a la gente, aquí está la primera parte de la respuesta a todas esas inquietudes.
Recientemente Moovit (Aplicación que ofrece información del transporte público a través de mapeo y navegación GPS en diferentes tipos de transporte) publicó el Reporte de Uso Global de Transporte Público, este informe es el primer análisis significativo de Big Data gracias a los datos de sus más de 50 millones de usuarios en todo el mundo, además el informe presenta el análisis de decenas de millones de solicitudes de información a través de la aplicación en las ciudades más importantes del planeta, lo cual  representa un esfuerzo sin precedentes para medir las tendencias globales de movilidad. El reporte presenta entre otros datos, el tiempo total de viaje diario de los usuarios en las principales ciudades de Latinoamérica, el resultado deja en la peor ubicación a Bogotá con 97 minutos de duración promedio de un viaje de origen a destino en un día laborable.
De otra parte el reporte indica que Bogotá es la ciudad de Latinoamérica en la que mayor parte de los ciudadanos deben viajar más de 2 horas para llegar a sus puestos de trabajo, por arriba de ciudades como Ciudad de México o San Pablo.

  art_1.png

                                                 art_2.png

Estas cifras sumadas a la percepción cotidiana muestran la gravedad del problema que enfrentamos, así que adoptar medidas urgentes es una necesidad; sin embargo, nos encontramos con políticas como las que Enrique Peñalosa viene adoptando, por ejemplo su modelo de Metro no solo desconoce los estudios adelantados para el trazado subterráneo, el Metro de Peñalosa es más corte, con menos estaciones y seguramente más costoso, en el mejor de los casos terminará siendo trencito alimentador o peor, como algunos venimos anunciando terminará siendo un Transmilenio de segundo nivel.
Peñalosa viene adoptando medidas para la consolidación de un modelo de movilidad cuya columna vertebral es Transmilenio, más troncales y más diesel quemado y arrojado al aire de nuestra ciudad. Medidas que al contrario de solucionar, terminarán agravando dicho problema en nuestra ciudad. La movilidad es mucho más que transporte, impacta todos los aspectos de la vida y la ciudad, la movilidad afecta la calidad de vida de millones de personas que diariamente pierden su tiempo en el transporte, de miles de familias que ven restringido su tiempo para compartir o simplemente para descansar, de esa manera la movilidad también afecta la productividad de la ciudad y los costos para los empresarios.
En 2014 FENALCO a través de su Área de Investigaciones Económicas, realizó una encuesta a empleados y empleadores afiliados al gremio, identificando y dando a conocer los aspectos más relevantes que impactan la productividad laboral, el informe llamado “La productividad de la ciudad, en semáforo en rojo”, el informe muestra como la movilidad está afectando la productividad de Bogotá señalando lo siguiente:
“Aunque se presenten ciertos inconvenientes a la hora de llegar al lugar de trabajo, el 36% de las personas manifiestan llegar cumplidos a su jornada laboral, el 64% confiesan llegar tarde al menos una vez a la semana, cifras preocupantes para los comerciantes ya que dichos retrasos generan costos (lucro cesante) debido a que los empleados no se encuentran en el ejercicio de sus labores, afectando la eficiencia y eficacia en el desempeño de las funciones de cada uno. Desde el punto de vista de los empresarios, el 15% de sus empleados llega tarde a trabajar diariamente. El 84% de las personas se retrasan entre 15 y 30 minutos, el 2% entre 30 y 45 minutos”.
El informe manifiesta que el 77% de los trabajadores indica que los motivos por los cuales se presentan retrasos a la hora de cumplir con el horario de trabajo se relacionan con los inconvenientes de movilidad que actualmente aquejan a la ciudad. Hoy trabajadores, trabajadoras, empresarios y el estado mismo estamos pagando con tiempo, con pérdida de ingresos, de oportunidades y con millones de pesos la ineficiencia de nuestro sistema de transporte, por ello la tarea obvia y obligatoria es trabajar para mejorar la movilidad de nuestra ciudad, sin embargo es necesario adoptar otras medidas urgentes para evitar el colapso de Bogotá, dichas medidas van desde el Ordenamiento Territorial,  flexibilidad en el horario de trabajo, establecer diferentes turnos laborales y el uso de las TICs para promover el teletrabajo en el ejercicio de labores para las cuales no es indispensable permanecer en el puesto de trabajo.
En ese marco se circunscribe nuestra propuesta de contar el tiempo gastado en el transporte público como parte de la jornada laboral, para ello requerimos reformas en la normatividad existente, normas que permitan a quienes trabajan mejorar su calidad de vida, y a la ciudad y los empresarios mejorar la productividad, un marco jurídico capaz de contribuir a introducir estas medidas en el contrato laboral, para ello vamos al Congreso de la República, a trabajar por Bogotá y sus habitantes, para trabajar por la gente del común y sus problemas.

Andrés Camacho M.
Candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá - FARC
@andrescamachomp


URL Corto: goo.gl/Wihf9j

[Colombia] Todo quedó en borrador

Por: Cristo García Tapia.
Sí, todo, menos las frustraciones al por mayor y en cadena que trajeron consigo, en vez de la paz social que se daba por descontada, el Acuerdo de Paz y sus desarrollos efectivos en los diferentes puntos negociados y convenidos entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc, cuyo fin superior era el de poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo entre una guerrilla abanderada de la solución de su causa, el conflicto social, por la vía de las armas, y un Estado anclado históricamente en el statu quo.
Pero no ha ocurrido así, ni va a ocurrir, pues todo ha quedado en borrador, en cuartillas y bosquejos desperdigados por ahí. Nada se ha pasado en limpio para su impresión indeleble en las páginas y folios de la realidad nacional.
Haciendo como correspondía, acordó y pactó la plana, el ejercicio, en los territorios y con los colombianos que, sin atenuantes de ninguna clase, han padecido a lo largo de medio siglo los rigores de esta guerra de despojos de todo, exterminio, desplazamientos, pobreza, exclusión hasta de la esperanza, lo último que acaso aún conservaban entre sus tiliches.
Pero que otra vez, y quién sabe si en esta por 100 años, se ha vuelto a perder entre unos borradores que el Gobierno no ha sido de capaz de concretar siquiera con quienes lo dejaron todo por unos acuerdos de los que apenas si se han cumplido los protocolos de su firma y de la entrega de armas por parte de las guerrillas, porque lo otro, lo de fondo, lo fundamental, se lo llevó la avalancha del incumplimiento, la peste del olvido.
Eso de que “lo fundamental del Acuerdo de Paz ya se cumplió”, como afirmó el presidente Santos en Barranquilla (El Heraldo, 31 de Diciembre de 2017), simple y llanamente no concuerda con la realidad ni tiene el respaldo de los hechos cumplidos, a menos que “lo fundamental” se reduzca al gaseoso concepto de Gómez Hurtado, o al desarme y recogida de la guerrilla en campamentos que nunca se terminaron ni dotaron adecuadamente, o al acopio de todos los chécheres que, con capacidad de hacer ¡pum!, pudieron acumular las Farc en 50 años.
Si tal, “lo fundamental del Acuerdo de Paz ya se cumplió”, y con creces y ñapa: le procuró a Colombia el honor y la honra, el segundo en su historia, de un Nobel.
Lo demás es lo de menos, y cualquier cosita es cariño: el aterrizaje de los programas de desarrollo en los territorios que soportaron hasta el exterminio el conflicto armado, y llevado desde siempre sobre sus vidas el lacerante de las exclusiones y el no menos inicuo de las desigualdades.
De lo cual es mejor no darse por aludido, ni por pesimista señalará el presidente Santos, porque “vamos por buen camino”, aunque a poco, Sancho, topemos con la trocha inhóspita, rocas insalvables y cuanta traba es dable pensar en esta travesía.
A decir verdad, del Acuerdo de La Habana, de lo poco que del original suscrito quedó después de las …y tantas revisiones, modificaciones y recortes en las …y tantas instancias por las que pasó, “son demasiadas las deudas con lo pactado” (El Espectador), con quienes, líneas arriba lo mencionamos, llevaron la peor carga, el peso bruto, de la artillería pesada del conflicto en  regiones y territorios claramente identificados como el escenario natural de la confrontación.
¿A dónde, en qué tierras, se van a desarrollar los proyectos y emprendimientos productivos circunscritos a los guerrilleros hoy en tránsito en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, convenidos en el Acuerdo? ¿A dónde los tres millones de hectáreas comprometidas para “aterrizar” el Fondo de Tierras?
E hilando más delgado, fino y delicado, ¿quién les va a garantizar y a hacer efectivas a los reincorporados farianos la seguridad jurídica, física y socioeconómica, igualmente convenidas, pactadas y rubricadas en los acuerdos?
Entre tanto, ya se hace notoria la pérdida de confianza de la comunidad internacional y de la ONU, entre otros importantes apoyos, en un Acuerdo de Paz cuyos desarrollos y resultados no se dejan cuantificar, ni cualificar, más allá del mínimo aceptable para este trascendental evento en la vida de la nación.
“Todo ha quedado en borrador, pero por la Paz, la reconciliación y la convivencia entre los colombianos, seguimos adelante”, afirma sin titubeos Benedicto González, responsable del campamento de Pondores, La Guajira.
No obstante esa resuelta e irreversible apuesta de la guerrilla por la paz, otro fuera el panorama si el Gobierno hubiese procedido con la misma vehemencia y resuelta convicción y responsabilidad de la contraparte en el desarrollo de los acuerdos que vislumbraron el fin del conflicto armado y el principio del fin del social.
Poeta

[Latinoamérica] ¿Vienen cambios en América Latina? Las 8 elecciones que podrían definir el futuro de la región

RT Actualidad.
Este año se llevarán a cabo varios procesos electorales en América Latina. Aunque los especialistas han centrado su análisis en las elecciones de México, Brasil, Venezuela y Colombia, que podrían darle un vuelco al mapa geopolítico, tampoco podemos olvidarnos Costa Rica y Paraguay, así como el cambio de presidente en Cuba y la consulta popular que se celebrará en Ecuador.
En el gigante suramericano, hasta la fecha existen por lo menos 14 precandidatos a la presidencia, sin embargo, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva es el candidato con mayor opción a ganar en una primera vuelta, que será el 7 de octubre.
El otro contendiente más cercano es Jair Bolsonaro, de extrema derecha, aunque todavía deberá disputar su candidatura con Paulo Rabello de Castro en las primarias del Partido Social Cristiano.
Por último, la ecologista Marina Silva, exministra del Ambiente de Lula y dos veces candidata, en 2010 y 2014, se presenta como otra opción con posibilidades, aunque ha sido señalada por sus detractores de "mantenerse al margen" en medio de la crisis política del país.
  • ¿Lula presidente?

Las "posibilidades electorales de Lula pueden ser truncadas", explica el internacionalista venezolano Luis Quintana, quien considera que esto ocurriría si avanza el "cerco judicial" por presunta corrupción contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Luiz Inácio "Lula" da Silva, expresidente de Brasil. / Ueslei Marcelino / Reuters
La candidatura de Lula "no solo lucha contra un oponente determinado, sino que se enfrenta al poderosísimo aparato mediático", a "los grandes industriales" favorecidos por el golpe contra la expresidenta Dilma Rousseff y a la "estructura del Estado que lo ha perseguido", considera Quintana.
Si Lula logra superar estos "colosales obstáculos", representará un "gran aliento al proceso democrático en Brasil y un nuevo impulso al proceso de integración regional", expresa el especialista consultado.
La izquierda mexicana ha hecho popular un dicho para las elecciones: "si pierdes, pierdes y si ganas, pierdes", con referencia a los procesos electorales catalogados como fraudulentos en 1988, 2006 y 2012.
En 1988 dos responsables de la red de cómputo de las elecciones presidenciales fueron asesinados antes de los resultados finales, en un proceso que, según los expertos, estuvo lleno de irregularidades y donde ganó la presidencia Carlos Salinas de Gortari, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
En los comicios de 2006 y 2012 también se posó la sombra del fraude, tras las votaciones donde resultaron ganadores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, respectivamente. En esas oportunidades, hubo grandes movilizaciones de mexicanos a favor de Manuel López Obrador, el candidato de la izquierda, quien perdió las elecciones.
  • ¿A la tercera va la vencida?

López Obrador, del partido Morena, "será presidente si el triunfo es muy holgado, es decir, indiscutible, algo difícil de lograr, pero no imposible", considera el internacionalista entrevistado.
Su triunfo le daría un "vuelco a México". "Sería una revolución no declarada", donde los "pobres pasarían a ser las protagonistas de la historia de ese país. De perder, cualquiera que gane será más de lo mismo", afirma Quintana.

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de México. / Edgard Garrido / Reuters
Los otros cuatro precandidatos con opciones, de los 48 inscritos hasta ahora, que buscan firmas para postularse y que han conseguido ya un buen número son: Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", actual gobernador de Nuevo León, y Margarita Zabala, exmiembro del Partido de Acción Nacional (PAN) y exprimera dama, esposa de Felipe Calderón.
De igual manera están en tercer lugar, Armando Ríos Piter, ex miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y actual senador; y en el cuarto se encuentra María de Jesús Patricio Martínez "Marichuy", defensora de los Derechos Humanos, vocera del Congreso Nacional Indígena (CNI) y del Concejo Indígena de Gobierno (CIG).
Hasta ahora el panorama no se encuentra muy definido. El vicepresidente de ese país, Tarek El Aisami, afirmó el 29 de noviembre que Nicolás Maduro sería el candidato de las fuerzas revolucionarias. Sin embargo, no ha habido alguna proclamación oficial del candidato de bloque patriótico.
Con respecto a la oposición, en la mesa de diálogo junto al Gobierno se ha incluido el punto de las elecciones presidenciales. No obstante, aún no se ha presentado un candidato unitario opositor, que vaya más allá de algunas manifestaciones aisladas, como la del político Claudio Fermín, del partido tradicional Acción Democrática, quien afirmó recientemente que se postularía a la candidatura presidencial.
Venezuela se "enfrenta a una de las crisis económicas más severas" y a pesar de estas circunstancias, el chavismo ha demostrado capacidad de ganar elecciones, afirma el internacionalista, al hacer referencia a los tres procesos electorales de 2017 donde el bloque revolucionario obtuvo amplia mayoría.
  • "El gran alivio"

El Gobierno tiene la responsabilidad de "reesperanzar al electorado" sobre la recuperación de la economía, "manteniendo las garantías sociales que le ha caracterizado en casi 20 años de mandato", explica Quintana.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Handout / Reuters
En la región, sería un "gran alivio" que, junto a Cuba, Venezuela "no sea derrotada por las fuerzas que están diezmando a la región con sus recetas neoliberales", opina.
"Su triunfo podría darle un nuevo auge a las fuerzas de la izquierda en América Latina", considera el internacionalista y profesor universitario.
La primera vuelta de las elecciones en Colombia será el próximo 27 de mayo, quien obtenga la mitad más uno de los votos será proclamado ganador, pero si ninguno alcanza esa cantidad de boletas deberá presentarse a segunda vuelta en junio.
La politóloga colombiana Lina Guisao advierte que aunque "hay muchos candidatos" y aún falta mucho trecho para el día de la elección, ya se empiezan a definir los temas de agenda de debate sobre el que se centrarán los postulantes.
Los aspirantes a la contienda con más chance, según las encuestas, son: el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo; el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro; el exvicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras; uno de los jefes negociadores del acuerdo de paz, Humberto de la Calle; y la conservadora Marta Lucía Ramírez.
  • Primeras elecciones de las FARC

Pese a que no cuenta con la mayor intención de voto, la peculiaridad este año se la lleva la participación del ex guerrillero Rodrigo Londoño a la carrera presidencial con el partido FARC, siglas que ahora significan Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.
Otros candidatos que están rezagados en las encuestas pero podrían conformar alianzas cuando se acerque el comicio son Iván Duque, del partido opositor Centro Democrático; el ex Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez; y la ex ministra del trabajo, Clara López.

Las FARC durante un encuentro en la zona de transición en Pondores, La Guajira. Febrero de 2017. Luisa GonzaLez / Reuters
Si bien la corrupción encabeza la agenda de debate para los aspirantes, Guisao apunta que en esta oportunidad encontrarán un electorado más escéptico.
  • La 'posverdad'

La especialista también considera que el futuro de los acuerdos de paz tendrán un espacio importante en las agendas, pero que no estará centrado en el debate. Venezuela, como siempre, entrará como tema de la contienda porque "es un fantasma que en Colombia asusta mucho".
Sobre los derechos civiles, Guisao considera que podrían tomar la palestra de la discusión política, tal como lo hicieron durante el plebiscito sobre los acuerdos de paz el año pasado, por la presencia de candidatos como Ordóñez y el aumento de la población adscrita a las iglesias cristianas: "Se dice que son unos 10 millones de personas; es decir, tenemos mucha gente que asume posiciones sobre temas sociales a partir de posturas religiosas".
Pero para la politóloga, el factor más preponderante de este comicio será el de la 'posverdad', "porque en 2018 habrá unas estrategias muy amañadas de mentiras a las que habrá que estar atentos".
Cuba convocó a elecciones el año pasado, a los Comicios Generales 2017-2018, que tiene dos etapas: la primera es la elección de los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular; en la segunda se eligen a los delegados a las asambleas provinciales y diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.
A la fecha existen 12.640 propuestas de personas con capacidades para integrar las asambleas provinciales y el Parlamento cubano, para este último serán electos 612 diputados.
La fecha de los comicios no está definida todavía. Lo que si está claro es que la gestión de las actuales asambleas provinciales vence el 25 de marzo y la del Parlamento el 19 de abril; luego que fuera aprobada una extensión del mandato de Castro por parte de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Una vez conformado el nuevo Parlamento, se elige, en ese órgano, al Consejo de Estado: presidente (actualmente Raúl Castro, quien ha dicho que se retirará), primer vicepresidente, vicepresidentes, secretario y demás miembros.
Costa Rica celebrará elecciones el 4 de febrero para elegir al presidente, dos vicepresidentes y a 57 diputados que integrarán la Asamblea Legislativa de 2018 a 2022.
A la fecha, hay 13 candidatos para la presidencia y cinco puntean en las encuestas: Antonio Álvarez, Juan Diego Castro, Rodolfo Piza, Rodolfo Hernández y Carlos Alvarado.
  • Un Trump costarricense

Entre los candidatos con mayores posibilidades se encuentra Antonio Álvarez, del Partido Liberación Nacional (PLN) —agrupación que ha tenido 7 presidentes desde 1948, incluyendo a Oscar Arias y Laura Chinchilla—, luego de ganar las elecciones internas en abril de 2017.
De igual manera, cuenta con la mayoría de las preferencias Juan Diego Castro, quien ha sido catalogado como el 'Donald Trump de Costa Rica'.
También se encuentran Rodolfo Piza, por el Partido Unidad Social Cristiana, quien fue candidato en 2014; Rodolfo Hernández por el Partido Republicano Social Cristiano y Carlos Alvarado, por el Partido Acción Ciudadana (PAC), movimiento actualmente en el poder con Solís.
Los paraguayos están convocados a elecciones generales el próximo 22 de abril.
Los cargos a elegir son: presidente y vicepresidente de la República, senadores titulares (45) y suplentes (30), parlamentarios del Mercosurtitulares (18) y suplentes (18), diputados titulares (80) y suplentes (80), gobernadores (17) y juntas departamentales (17).
  • Las dos opciones

Para estos comicios, a la fecha solo hay dos candidatos a la presidencia, que resultaron electos en las elecciones partidarias primarias celebradas el pasado domingo 17 de diciembre.
Por el Partido Colorado, el contendiente es Mario Abdo Benítez, actual senador e hijo de Mario Abdo Benítez, exsecretario privado del dictador Alfredo Stroessner. 'Marito', como también se le conoce, se declara, como buen conservador, "pro vida y familia".
El otro candidato, Efraín Alegre, es del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), el más antiguo del país, que formó alianza con el izquierdista Frente Guasu (la concertación del exmandatario derrocado Fernando Lugo).
Ecuador acudirá a las urnas el próximo 4 de febrero para participar de una Consulta Popular y Referéndum, solicitado por el presidente Lenín Moreno.
El electorado será consultado sobre siete temas específicos relacionados con sanciones a actos de corrupción, reelección, delitos sexuales, prohibición de minería metálica, derogación de la Ley de Plusvalía, incremento de la Zona Intangible y la reducción del área de explotación petrolera.
Esta consulta ha profundizado la crisis, que terminó en división, del partido gobernante Alianza Pais. La agrupación política se fragmentó entre correístas (seguidores del expresidente y fundador del movimiento, Rafael Correa) y morenistas (por Lenín Moreno).
Nathali Gómez en colaboración con Nazareth Balbás y Edgar Romero.

[Comunicación] De cómo falsimedia señala o padece de amnesia informativa según las necesidades de sus amos (Vídeo y texto)

Insurgente.org



España y tortura, oposición venezolana y Odebrecht: misteriosos ataques de amnesia informativa

Un informe del Instituto Vasco de Criminología acredita más de 3 mil casos de tortura en el País Vasco desde el fin de la dictadura de Franco (1). Los grandes medios españoles o lo han silenciado o han descalificado duramente a la fuente (2) (3). Como en Argentina. Allí, un informe denuncia que en dos años del Gobierno de Mauricio Macri han fallecido 725 personas por represión policial (4) (5). Pero los grandes diarios, como Clarín o La Nación, ni lo han mencionado. Sí leeremos en la prensa española y argentina sobre supuestas “violaciones de derechos humanos” en Cuba (6) (7) o Venezuela (8).
Las protestas en Irán han sido portada, durante días, de noticieros de televisión (9) y grandes medios occidentales (10). Algo que contrasta con el escaso interés informativo que suscitaron las protestas –a comienzos de diciembre- contra el fraude electoral en Honduras (11), en las que 18 personas murieron por acción directa de la policía (12). Los gobiernos occidentales –especialmente el de EEUU- apoyan la revuelta en Irán (13), mientras defienden al gobierno de Honduras (14). ¿Quizá esto explique semejante doble rasero informativo?
Desde que Donald Trump anunciara el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel (15), 16 palestinos han sido asesinados por soldados israelíes (16), 345 menores han sufrido heridas (17) y 100 periodistas agresiones (18). Pero contra Israel no hay sanciones internacionales ni clamor mediático. La Asamblea General de Naciones Unidas exigió una rectificación a EEUU, por 128 votos contra 9 (19). Uno de sus apoyos –qué casualidad- fue… Honduras (20). En noviembre la Comunidad Internacional también había vapuleado a EEUU: 191 gobiernos –contra 2- pidieron el fin del bloqueo a Cuba (21). Pero no pasa nada. Ahora, ¿se imaginan lo contrario, que Naciones Unidas exigiera a Cuba, por ejemplo, elecciones al estilo occidental? ¿Cuántos reportajes, editoriales y tertulias contaríamos en los medios de todo el mundo?
Imaginen, de igual modo, el revuelo mediático que se formaría si en un país turístico como Cuba aparecieran seis cadáveres colgados en una de sus zonas de recreo (22). Pero como el suceso ha ocurrido en México, donde más de 196.000 personas han sido asesinadas en los últimos diez años, es una noticia más entre tantas, cuyos datos los aporta el gobierno y la policía y donde los únicos culpables son las bandas fuera de la ley (23). Ni el menor análisis político. ¿No cambiaría un poco este tono informativo si el hecho hubiera ocurrido, por ejemplo, en Venezuela (24)?
Por cierto, ¿se acuerdan cuando la ex fiscal general de ese país, en agosto pasado, acusaba a Nicolás Maduro de recibir dinero de la constructora brasileña Odebrecht (25)? Fue noticia en los grandes medios, la mayoría de los cuales, días después, se olvidaron de reportar el desmentido de la citada empresa (26). Pues bien. Marcelo Odebrecht, ex presidente de la constructora, acaba de declarar que a quien financió en Venezuela fue… a la oposición (27). Y la prensa mundial acaba de tener otro misterioso ataque… de amnesia informativa.

NOTAS:

(José Manzaneda, Cubainformación TV. Edición: Esther Jávega)
 

Dossier Álvaro Uribe Vélez

Colombia Invisible - Unai Aranzadi

Tendencias

.

Basta de Terrorismo de Estado

Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger