Headlines News :

[Colombia] Tocaron fondo

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, diciembre 02, 2017 | sábado, diciembre 02, 2017

Allende La Paz.

La preocupación por la marrullería del Congreso de no aprobar sin modificaciones el Acuerdo de Paz ha hecho pasar por alto que el Congreso colombiano ha tocado fondo.

Con la firma del Acuerdo de Paz y del Cese Bilateral de Fuegos los colombianos se han dado cuenta que el problema de Colombia no era la guerrilla de las FARC-EP y del ELN, sino la corrupción que carcome todo el aparato estatal,  o sea, desde el poder ejecutivo, el legislativo, el poder judicial, y se extende a todos las instituciones estatales y sectores de la sociedad (militar, policía, iglesia católica, evangélicos, etc).

El poder legislativo lleva la bandera de la corrupción. Es una práctica consuetudinaria –diaria- que los congresistas –llamados padres de la patria- no funcionan, no se mueven, si no es por la cantidad de dineros que el ejecutivo coloca en sus cuentas o la de sus amigos.

La corrupción del congreso no es de ahora. Ello es claro. Lo que nos ha llevado a encontrar que la corrupción es consustancial con el capitalismo. Era una práctica constante y recurrente en Colombia que el ejecutivo para garantizar las mayorías para hacer aprobar sus políticas de gobierno repartía los dineros de obras públicas destinadas a las regiones. Los corruptos se llevaban buena parte de los dineros de los colombianos y se presentaban como los salvadores de las regiones, sobre todo esas regiones olvidadas de la mano de Dios y de los gobiernos.

Èsta práctica corrupta tenía la mano corruptora del gobierno de turno y la mano corrompida del legislative que vendía su apoyo a las políticas de gobierno. Ahí no jugaba ningún sentimiento de Paz. Ningún principio ético ni ningún valor moral. Todo se reducía a cuanto valía cada congresista según el tasaje en el palacio presidencial.

Los alumnos tomaron nota y desarrollaron la práctica corrupta. Los actos de corrupción se presentaban en todas las esferas, aún sin la participación del ejecutivo, al punto que uno de ellos prometió “reducir la corrupción a sus justas medidas”.

Hoy día la corrupción engulle 50 billones de pesos al año, una cantidad realmente astronómica. Y los corruptos van desde ministros, viceminitstros, parlamentarios, funcionarios de más baja responsabilidad, militares, prelados de la iglesia, Iglesias evangélicas, alcaldes, gobernadores, diputados, concejos, hasta funcionarios del  nivel local que exigen el pago de la coima para realizar ésta o aquella labor.

El Acuerdo de Paz tiene en el momento mucho puntos a su favor, lo cual hace pensar que los colombianos pobres, el pueblo, lo defenderán con toda suenergía. Entre esos puntos está el de haber destapado el origen de los males de Colombia. El problema de Colombia es la corrupción, no la guerrilla como se decía.

Prueba de ello la tenemos en el Congreso que, queriendo que recuperara su mejor cara, fue llamado por parte del ejecutivo como el ”congreso de la Paz”. No se logró ni lo uno ni lo otro. Jugaron más las corruptas prácticas milenarias que la pretendida recuperación promovida por el ejecutivo Santos.

Uribe trató de recuperar el control sobre la corrupción, no para acabarla, sino para manejarla a su antojo. Ha chocado con el apetito corrupto de su contrincante-amigo Germán “no es el man” Vargas Lleras.

La exigencia de la correspondiente “mermelada” para aprobar el Acuerdo de Paz puso en su sitial al susodicho congreso. Carecen del mínimo valor patrio. Son mercachifles de sus intereses mezquinos. Con la posición asumida por Cambio Radical, Centro Democrático y partido Conservador, el congreso “tocó fondo”.

Tocará a los congresistas honestos y democrátas, a los de izquierda, a los independientes, que amen ésta Patria sin mezquindades, avanzar hacia la concreción de una amplia coalición que con valor de Patria coloque como prioridad primerísima del país la construcción de un Gobierno de Transición que conduzca a Colombia por los senderos de Paz que quiere el pueblo colombiano.

Para ello requiere el concurso de los partidos populares, las organizaciones sociales, las organizaciones campesinas, indígenas, obreras, estudiantiles, de mujeres, que  haciendo suya la construcción de un Gobierno de Transición en vías de la construcción de una Colombia en Paz con justicia social.


Empezemos ya sin sectarismos de ninguna índole.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger