Headlines News :
Home » , , , » La cárcel es para los descamisados…

La cárcel es para los descamisados…

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on lunes, octubre 13, 2014 | lunes, octubre 13, 2014

Cambio Total.

La cárcel es parte del aparato represivo del estado. Desde siempre. A ella iban a parar los desclazados, los rebeldes, los peligrosos para el régimen. En ocasiones servía para aniquilar a un enemigo político.

Ejemplos hemos tenido en la historia. Incluso desde el punto de vista del régimen democrático-burgués la cárcel era el castigo para los de las clases bajas ya que los ricos burgueses –por muy criminales que fueran- siempre se libraban de ella.

Ello es patente en la Colombia actual. Los que han ido a la cárcel por cuenta de sus corrupciones son ”igualados” que han pretendido subir de escalón apropiándose de los dineros de las arcas estatales. En la cárcel no hay ningun oligarca. Ninguno. Mire a ver si no.

A los corrompidos de Inverbolsa los tienen sudando la gota gorda por no haber sabido robar, osea, no aprendieron a hacerlo a la manera burguesa y se dejaron agarrar. Aprendan de los genios como Jaime Michelsen que robó a muchísimos colombianos y nunca ni siquiera fue solicitado en extradición. A los de la narco-para-política uribista se les fueron las luces. Lo mismo que al capo Pablo Escobar Gaviria, que quizo ser ”político” y por eso lo jodieron.

Y, la verdad, es que esos mafiositos y funcionaritos que caen en la ”guandoca” gozan de privilegios de acuerdo con el fajo de billetes de sus bolsillos para darse la gran vida aún en la cárcel. Putas para todos los gustos, fiestas con vallenatos o mariachis, bufet de langostinos y mariscos, rones y whiskey importados.

El problema es que se dejen agarrar en esas fiestas o se filtre a algún periodista honesto –todavía hay algunos-, y entonces viene la reprimenda del director del Inpec y las aclaraciones de un sindicato que no sabemos que papel juega en esa corrupta guardia.

Los mafiosos y los ladrones del erario público, o sea nuestra plata, compran todo en la cárcel. Al director del Inpec quien ”pone cara de yo no fuí” cuando se descubren las anomalías de la gran vida de los presos mafiosos o ladrones de cuello blanco. Compran a la guardia penitenciaria, incluso algunos de ellos les hacen el ”mandado” y compran el whisky y las viandas a mejor precio, incluso al sindicato.  

La cárcel así no es ningún castigo. El castigo es para los desclasados, para los rebeldes, los que osan enfrentar el régimen. A éstos, no les permiten ni siquiera ir al médico, en tanto a los narco-para-militares van hasta dos veces a la semana a donde el especialista.


Esa es la verdadera cárcel. Es para los pobres y los rebeldes.

alp
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger