Headlines News :
Home » , , , » En la Mesa de La Habana conversan las dos partes de un Conflicto Interno de más de 50 años

En la Mesa de La Habana conversan las dos partes de un Conflicto Interno de más de 50 años

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, octubre 18, 2014 | sábado, octubre 18, 2014

José María Carbonell, Cambio Total.

Ahí están pintados. La troglodita –o sea, los ”enemigos de la Paz”-, o vale decir, Uribhitler, Ordóñese, y todos los demás ”actores” de reparto del uribismo, han aprovechado oportunistamente los ”viajes de Timochencko” para irse lanza en ristre contra el presidente JuanPa Santos.

Esgrimen argumentos estúpidos que demuestran bien lo que piensa la ”troglodita” del país. Que si el presidente JuanPa violó la Constitución porque autorizó los viajes. Que si no ”debía autorizar el viaje a un ”terrorista””. Que si patatín. Que si patatán. Todo eso le llama el peublo ”pataleos de ahogado”.

Porque la verdad es que si aceptáramos el epíteto de ”terrorista”, pues no se hubieran podido adelantar ningún encuentro con la ”insurgencia colombiana”. En el mundo hay ejemplos de esto.

En primer lugar, hubiera sido imposible la solución política al conflicto interno de muchos países, Irlanda y El Salvador, entre otros.

Mas los que hoy denuncian a JuanPa por haber  autorizado los viajes del comandante de las FARC-EP –una de las dos partes del conflicto interno colombiano-, antes ”pactaron con el terrorismo” de las FARC-EP, y hasta les ofrecieron ”áreas o zonas de despeje militar oficial”.

Sabemos que el ex presidente narco-paramilitar ex-presidente Uribe Vélez le prometió ”el oro y el moro” a las FARC, mas las FARC en un acto de dignidad le dijo: ”No, señor Uribhitler, las FARC-EP no dialoga con mafiosos narco-paramilitares” y cerró en sus narices esa posibilidad. Quizás por eso Uribhitler está ”supurando por la herida”, herida que como en el vallenato ”la herida que llevo en el alma no cicatriza, inevitable me marca la pena, que es infinita…”.

Mas no solo fue eso, sino que Uribe –más conocido como ”Uribhitler”-, usurpó funciones de la justicia y liberó, oígase bien, dió ”orden de libertad” al comandante de las FARC-EP, Rodrigo Granda, a pedido del presidente francés Zarkozy. Ahí sí podía un presidente colombiano.

Y como si fuera poco, el gobierno de Uribhitler ”negoció” con los encargados de la custodia de los prisoneros de las FARC –por determinada cantidad de dinero-, y una vez realizada la llamada ”Operación Jaque” –que no fue ningún jaque porque las estructuras de las FARC estaban indemnes-, al parecer, al parecer, les pagaron varios millones de dólares (vaya usted a saber si fue verdad porque a los dos ”carceleros” los ”desaparecieron” de la vida pública, incluso ellos se habían quejado de que el gobierno les ”había hecho conejo”. Están vivos? Están muertos?).

Pretenden desconocer los ”enemigos de la Paz” que en la Mesa de La Habana hay dos partes –gobierno y guerrilla de las FARC-EP-, y ambos tienen derechos y responsabilidades. El primer derecho que tienen las FARC, por siempre conculcado por los gobiernos oligárquicos, es el carácter político de las FARC-EP y, desde luego, el carácter justo de la guerra que adelantan en defensa del derecho a la vida, en primer lugar. Este reconocimiento habla muy bien del gobierno colombiano y por ello su reconocimiento de que en Colombia hay un Conflicto Interno en todas sus dimensiones está en consonancia de tal postura.

Así como cada tanto la delegación del gobierno viaja a Bogotá a ”dar parte” a su jefe, Juan Manuel Santos, comandante supremo de las fuerzas militares estatales (incluso a los sectores económicos, a los militares, etc), así las FARC-EP debe en ciertas ocasiones analizar con su Comandante en Jefe, Timoleón Jiménez, más conocido como Timochenko, el curso de las conversaciones.

Las dos partes de la Mesa tienen sus derechos, no solamente el gobierno.

Por qué se extrañan por ello. No saben que son derechos de las dos partes en Conflicto? Ah, es que esa forma mezquina de ejercer la política –yo tengo derechos, pero el enemigo no tiene ninguno-, es la parte política de la Doctrina de Seguridad Nacional que ha anegado en sangre el suelo patrio. Esa forma de ”hacer política” es una de las cosas que los eventuales Acuerdos que se logren en La Habana debe erradicar de la vida nacional.


Y para éste y otros puntos es que están sentados en la Mesa los delegados del Gobierno y de las FARC-EP, conversando, dialogando, discutiendo, civilizadamente, para encontrar la solución política al Conflicto Interno, salida que quiere y desea con todas sus fuerzas el pueblo colombiano.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger