Headlines News :
Home » , , » Colombia - El poder de la mafia narcotraficante

Colombia - El poder de la mafia narcotraficante

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, octubre 04, 2014 | sábado, octubre 04, 2014

Cambio Total.

Desde los años 70 Colombia ha recibido la inundación de ”billetes verdes” provenientes del narcotráfico. Es de recordación que durante la ”bonanza marimbera” los dólares llegaban en tulas del ejército estadounidense y ante la imposibilidad de contar tal cantidad de billetes, los pesaban. Mil dólares pesan tanto, un millón tanto… y así.

Posteriormente con la ”bonanza cocainera” –a la cual en buena parte contribuyó el narco-para-militar ex-presidente Uribhitler-, ya no llegaban las lanchitas con las ”tulas”, sino que llegaban aviones –con permiso de la Aerocivil de Uribhitler- repletos de millones y millones de dólares.

Igualmente en la medida de la llegada de los dólares, crecía como espuma el poder de las mafias de narcotraficantes. Las estructuras del contrabando en la Guajira recibieron la re-ingeniería para acometer la ”bonanza marimbera” y sus capos se rodearon de esas estructuras conviertiéndolas en estructuras armadas, aun todavía con ”revólveres, pistolas y una que otra UZI o Ingram”. Los mafiosos de Antioquia, el Viejo Caldas y Cali  sus estructuras son nutridas de la delincuencia común y las dotan de fusiles de repetición.

De la misma manera, si los políticos tradicionales –corrompidos que se alimentaban del robo del erario público-, se introducen en la ”amistad” con los capos y empiezan ellos mismos a ser ”socios” capitalistas de los capos narcotraficantes. Casos como los de Edgardo Vives Campo y Miguel Pinedo Vidal, son apenas dos ejemplos, y se dice que hasta Alfonso López envío su parte de cargamentos a USA.

Por su parte, los militares nunca habían estado por fuera del negocio. Las ”amistades” de los mandos militares con los capos era algo fácilmente comprobable, al punto que los militares y la policía servían a diferentes ”patrones” en la guerra entre dos clanes mafiosos: los Cárdenas y los Valdebánquez. Incluso el jefe mafioso Enrique Coronado se dió el lujo de tener su casa enfrente de la II Brigada en Barranquilla. La inmensa corrupción de los militares se hace ostensible con el poder de los Carteles de Medellín y de Cali, a quienes aprovecharon para adelantar el proyecto contrainsurgente del Terrorismo de Estado de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), contubernio impúdico de tres elementos constituticos: militares-narcotraficantes-clase política.

Desde luego que la justicia burguesa no podía desaprovechar semejante filón. Los pequeños problemas de ”porte ilegal de armas”, amenazas, etc, y los grandes problemas de detenciones de algunos capos –casi siempre producto de la guerra inter-mafias-, son resueltas judicialmente –mas casi siempre a los tiros- de cuerdo con el grueso del fajo de billetes que entraban a los bolsillos de los jueces y magistrados.

El narcotráfico permeó a casi toda la sociedad. La cultura traqueta –prototipo de la mafia paisa y caleña- se expandió y se convirtió en el ”caldo de cultivo” de los deprimidos barrios pobres, algunos de cuyos pobladores veían en la posibilidad de convertirse en ”capitos” la salvación económica para sus familias.

Mas aberrante fue el caso de los grandes banqueros –financistas, les llaman ahora- quienes con ayuda de sus gerentes adelantaban el blanqueo de los dólares. Así fueron entrando desde los años 70 torrentes de dólares ilegales, ensangrentados, que permitió tapar en parte el hueco fiscal del estado. Los mafiosos compraban casas, fincas, empresas, ganados, certificados de la SAC y Fedegan,  y hasta el capo Pablo Escobar Gaviria –primo hermano de José Obdulio Gaviria, ex asesor presidencial de Uribhitler y hoy senador del CD (qué deshonor!)-, se decidió a probar en ”política”.

La mafia llegó a tener más del 35% de los parlamentarios colombianos y durante la presidencia del narco-paramilitar Uribhitler más de 60 parlamentarios fueron condenados por la narco-para-política uribista. Hoy día la situación siendo similar, a más de tener un propio partido único, CD.

Cabe preguntarse, por qué el estado es incapaz de identificar las propiedades de los narcotraficantes? Cuántas casas, mansiones, haciendas, empresas, ganados, etc, son propiedad de la mafia? Cuantos millones de dólares están depositados en el sistema financiero colombiano?


A cuenta de esto, preguntamos: Quién se ha beneficiado con el narcotráfico? No son la economía colombiana, las políticas contrainsurgentes de los militares estatales colombianos, la clase política en el poder? Cuántos millones de pesos paga anualmente la mafia al estado colombiano por cuenta de sus inmensas propiedades? Cuántos millones de dólares recibe la clase política burguesa del narcotráfico?
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger