Headlines News :
Home » , , , , » La Paz, bien supremo fundamental, está por encima de todo

La Paz, bien supremo fundamental, está por encima de todo

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on domingo, junio 15, 2014 | domingo, junio 15, 2014

Cambio Total.

Ya lo habíamos dicho y reiterado mil veces en Cambio Total y Anncol que nuestros viejos –esos que conocen la historia porque la han vivido en carne propia- dicen que se viven hoy los tiempos del laureanismo porque “El Uribismo es igual al Laureanismo”. Ese mismo laureanismo que –desde que se aposentó en nuestras tierras hace más de 200 años- desató “La Violencia” porque el partido conservador era partido minoritario y había que tratar de equilibrar las cargas electorales, como en efecto sucedió con el Frente Nacional, con la repartición burocráticia milimétrica entre liberales y conservadores, y pretenden seguir sumiéndonos en la guerra porque para ellos es la fórmula perfecta, un partido minoritario que tiene el mismo número de ministros que el mayoritario y sigue untándose de “mermelada” estatal, robándose los billones de pesos del erario público, aupado, claro, en los laureanistas de nuevo tipo, los uribistas.

Es la razón por la cual la extrema derecha, los ”enemigos de la Paz”, siempre mienten en sus propósitos. Dicen querer la Paz cuando lo que plantean únicamente es la guerra y el dolor de las familias colombianas. Desean seguir la guerra ya que es la “feria de impunidades” de un individuo que violó hasta la Constitución Nacional para seguir aferrado al poder. La Yidis-política y su “co-hecho”,  la narco-para-política uribista, Carimagua y Agro Ingreso Seguro, el remedo de paz entre narco-paramilitares y gobierno, el cual pasó por la extradición de los capos del narco-paramilitarismo para que no hablaran, para que no “prendieran el ventilador”, para que no dijeran las verdades que sabíamos y que esperábamos reconocieran como exorcismo contra las otras violencias oligárquicas; el “carrusel de contratos” a vigencias futuras dejando endeudado al estado por más de 30 billones de pesos a vigencias futuras, o sea, si se muriera Uribhitler ahora mismo –házme el milagrito, señor!-, los colombianos después de muerto ese esperpento de la raza humana, tendríamos que seguir pagando su “obra” de gobierno, entre otras cosas “el gobierno más corrupto de la historia colombiana”.

Mas los “enemigos de la Paz” ya se dejaron contar. Son menos de 3 millones y ellos no arrastrarán más incautos hacia la guerra. Los amantes de la Paz somos 42 millones de colombianos. Por ello, los colombianos de bien persistiremos en la búsqueda de la Paz. No importa quien gane las elecciones. Siempre persistiremos, consuetudinariamente, en la búsqueda de una solución política al conflicto interno, incluso en contra de los agenciadores de la guerra, la oligarquía y el imperio, porque la Paz es nuestro derecho fundamental.

Es evidente que nuestro pueblo los ha mantenido aislados. Los “enemigos de la Paz” militaristas nunca han elegido un parlamentario en la historia de Colombia lanzándose de frente, con sus tesis retrógradas. Siempre como el lobo de Caperucita Roja se “camuflan” para que no se conozcan sus verdaderas intenciones. Por ello la máxima en Colombia de “los enemigos agazapados de la Paz” tiene todo su rigor científico. Con razón nuestro pueblo se pregunta: “Hay algún intelectual uribista?”. Muy pocos. Por ahí peló el cobre un escritorzuelo que debe devolver los premios que le habían dado porque se basaron en la mentira. Y la literatura es evidencia histórica –así sea producto de la imaginación- y contraria a la mentira. Mas el nazi-fascismo es capaz de seducir a algunas mentes obtusas y carentes de análisis científico.

Sabemos que la oligarquía juega con todo el mundo, incluso hasta a sus madres sacrificarían. Mas hoy, el derecho que nos quieren conculcar es  el derecho a la Paz. Nuestro derecho. Ellos quizás tendrían derecho a hacer la guerra, pero no a nuestra costa. Si quieren guerra que vayan los Uribhitler y sus hijos, los Santos y sus hijos, los Lleras y sus hijos, los Laureanos y sus hijos, los Ospinas y sus hijos, los Rojas y sus hijos, a hacer la guerra, que vayan al frente de batalla y no se escondan como cobardes en las espaldas de un pueblo aguerrido que equivocadamente se ha dejado arrastrar a una guerra fratricida. Nuestro pueblo tiene que decir “Basta Ya! y echar a andar”.

Por la Paz hasta la vida misma.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger