Headlines News :
Home » , , , , , » [Colombia] Salud mental y justicia social

[Colombia] Salud mental y justicia social

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, diciembre 30, 2017 | sábado, diciembre 30, 2017

Joselito Mamatoco.

Recientes declaraciones del presidente Juan Manuel Santos vuelve a poner en la palestra la Salud Mental de los colombianos. Me gustaría precisar algunos conceptos en ese contexto.

La carga del pesimismo

El pesimismo pareciera que se toma Colombia. Mas si vemos lo sucedido con la implementación –no en el aspecto del cumplimiento por parte del gobierno Santos porque ya eso está definido desde hace rato-, podemos constatar cómo las comunidades alrededor de las cuales se mueven las FARC están imbuídas de la justeza de la Paz. Y mucho más allá.

Esto lo ejemplarizamos solamente con Bojayá. Esa población es un ejemplo de cómo un pueblo que sufrió los rigores de la guerra interna fratricida es capaz no solo de perdonar, sino de abrazar en noble gesto de reconciliación a la FARC. No abrazó a los narco-paramilitares, ni a las fuerzas militares, por cuanto ellos nunca hicieron un gesto de reconciliación con las víctimas de Bojayá.

Así que creo que esa tesis del pesimismo debe ser tomada con pinzas de cirugía, con mucho cuidado. Sobre todo cuando los medios en poder de la oligarquía diseminan –cual infección viral- la especie del pesimismo. He leído y analizado muchos de los documentos y noticias producidas en diferentes zonas geográficas y tiempos que demuestran que antes que pesimismo, el pueblo colombiano, tiene un optimismo histórico a toda prueba.

El propio psiquiatra citado por Santos lo dice de manera enfática: “Colombia en general es un país que en términos de salud mental, enfrenta, como cualquier ser humano en particular, unos procesos: el de ser realistas, y yo creo que a veces somos excesivamente realistas; somos importantemente creativos y la humanidad nos lo reconoce. Los colombianos somos realmente empáticos. Nosotros, los ciudadanos del común, los cotidianos, tenemos un espíritu solidario, capacidad de ponernos en los zapatos del otro, y es lo que llamamos resiliencia. Los colombianos somos resilientes. Capaz de reconstruirnos nueva y nuevamente. Ante las tragedias y las situaciones extremas nos creamos y nos recreamos. Yo, en ese hipotético país que se llama Colombia, veo esas virtudes en los ciudadanos. Entonces digamos que mi mirada al futuro es optimista”.

Ese optimismo se patentiza en que ante los incumplimientos del gobierno en la implementación del Acuerdo Final de Paz los propios ex-guerrilleros con pocos recursos y con sus propias manos han ido construyendo algunos proyectos productivos importantes, con un optimism histórico. Ha sido invaluable el apoyo de la ONU, de algunos empresarios convencidos de que ese es el camino, y de las comunidades cercanas a las ZVTN.

La alegría vivida en éste año de implementación, la marcha de proyectos, el re-encuentro con las familias, el nacimiento de los hijos, etc, nos hace valorar altamente como un componente transcendental, imprescindible, en la marcha de la implementación.

La Salud Mental

Desde luego que ninguna sociedad después de soportar y sufrir 53 años de una Guerra injusta decretada por la oligarquía en el poder puede salir incólume de ella. Las heridas son inmensas y no se pueden voltear como se pasa una página de un libro. No. Ese pasar de página debe ser construído en la medida en que se va construyendo la paz. Por ello, la implementación se programó a 10-20 años.

Si el estado colombiano es incapaz de garantizar la salud física de la población –incluyendo la de los ex-guerrilleros-, sabemos que mucho menos garantizará la salud mental. En efecto, apenas en el año 2003 se produce la primera gran encuesta sobre salud mental en Colombia y en el 2015 se da una nueva encuesta sobre la Salud Mental de los colombianos .

La adelantaron ”el Ministerio de Salud, Colciencias y la Universidad Javeriana, en alianza con la firma investigadora DPT. Fue un trabajo tan grande que visitaron casi 20.000 hogares. Encontraron que el 13,7 por ciento de los niños entre 7 y 11 años, compuesto por desplazados del conflicto interno, tiene problemas mentales”.

Según algunos expertos 2 de cada 10 colombianos sufren algún tipo de enfermedad mental y, según los datos más recientes, el 20 por ciento de los habitantes padece algún tipo de enfermedad mental, o  sea, 20 de cada 100, 1 de cada cinco.

Dicen los expertos que ”las principales causas son el abuso de sustancias narcóticas y el alcohol, más los traumatismos que provoca la guerra o la violencia. “Sus secuelas son muy diversas: depresión, trastornos de la personalidad, intentos de suicidio, perturbaciones mentales de los niños”.

Hay que enfatizar el papel que juega el consumo de drogas. Niños que comienzan a utilizar drogas narcóticas a la edad de 12 años nosh ace prender las armas, más cuando el “el 70 por ciento de los pacientes recluidos en clínicas psiquiátricas está allí por consumo de drogas”.

Una publicación  de The British Journal of Psychiatry dió a conocer una investigación realizada con participación OMSm la Universidad de Harvard, la Universidad de Michigan y el Dr. José Posada Padilla Los resultados son reveladores: el 30% de los trastornos mentales en Colombia son fruto de adversidades asociadas con la disfunción familiar. Estamos hablando de divorcios, violencia, la muerte de algún padre, abuso sexual, etc. Según la investigación si se logra controlar estos factores se reducirían hasta en un 23% los casos de trastornos afectivos, en un 27% los de abuso y dependencia de las drogas, en un 31% los de ansiedad y en un 42% los de conducta”.

Aquí nos toca recalcar qué papel juega el estado en la detección y tratamiento de los colombianos que padecen trastornos o enfermedades mentales. Porque la única realidad es que las enfermedades mentales se decía que "aumentaban por los años de guerra y violencia, que han dejado secuelas graves y duraderas en la población, secuelas que no se diagnostican, ni se tratan y menos aún se rehabilitan. Esto aumenta las enfermedades mentales". 

O sea, no se puede achacar la disfuncionalidad en Salud Mental de los colombianos al conflicto armado, como no se puede achacar la corrupción a éste.


http://cambiototalrevista.blogspot.com/2017/12/colombia-plan-colombia-consecuencias-en.html
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger