Headlines News :
Home » , , , , , , » [Colombia] Nuevas experiencias de un Nuevo Partido

[Colombia] Nuevas experiencias de un Nuevo Partido

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on lunes, octubre 23, 2017 | lunes, octubre 23, 2017

Hernando Vanegas Toloza, Postales de Estocolmo.

Es evidente que estamos respirando nuevos aires después de la firma del Acuerdo de Paz y del blindaje por 12 años decretado por la Corte Constitucional. Así, duélale a quien le duela, la CC se convierte en la salvaguarda del Acuerdo Final para una paz estable y duradera. Cualquier acción contra el Acuerdo de Paz por parte de sus enemigos tendrá que pasar por el cedazo de la CC. Por ello, vamos a dedicarnos a otros menesteres.

Así, a pesar que se sigue aplicando el Terrorismo de Estado, esos nuevos aires se han visto patentizados en la reacción popular ante la Masacre de Tumaco y la consiguiente lucha por hacer realidad la sustitución de cultivos ilícitos –única forma de garantizar el sustento y la sobrevivencia de los campesinos ante las políticas neoliberales aplicadas desde Bogotá y recetada desde Washington-, que nos dejan un agradable sabor en la boca después de la ejecución de 7 campesinos en Tumaco, aun cuando según cifras oficiales van 85 campesinos asesinados en el 2017.

La vida en un Nuevo Partido, trascendiendo de una estructura militar, vertical, a una estructura partidaria, vertico-horizontal, trae reacomodos de los militantes y pérdida de la perspectiva de algunos que se quedaron en la historia y añoran la estructura militar.

Los reacomodos son imprescindibles y los diálogos en las estructuras organizativas del nuevo partido priman al orden del día. Ojalá todo sea consensuado, pero si no se puede se aplicará el Centralismo Democrático como uno de los principios que rigen la vida partidaria.

No sobra advertir la necesidad de volver a los teóricos clásicos de la teoría revolucionaria a fin de llenarnos de razones para hacer que el funcionamiento del Nuevo Partido ande sobre ruedas aceitadas y no se presenten obstáculos insalvables.

Los miembros que añoran los viejos tiempos deberían ir entendiendo que esos tiempos pertenecen al pasado y de lo que se trata en el momento presente es encarar el trabajo político con las mismas energías –o aún más- conque se adelantaban las tareas en los viejos tiempos. El reto es inconmensurable. Antes la lucha era contra un hipertrofiado aparato militar, mientras ahora la lucha es contra todo el estado directamente englobando poder ejecutivo, poder legislativo –y sus corruptos miembros-, el poder judicial y su “morronguería” en aplicar las leyes que favorecen a los hijos del pueblo y su celeridad de acuerdo con el grueso del fajo de biletes que entran a sus bolsillos, y, desde luego, el aparato military-policial.

Ya estamos  viendo esta lucha. Los incumplimientos del ejecutivo, sumado a la paquidermia del legislativo tan rebosante de corrupción, y la no aplicación de las leyes de amnistía, por ejemplo, sumado a los asesinatos de dirigentes populares y de FARC, son apenas una muestra de que la lucha es mucho más difícil en las actuales condiciones que antes.

Máxime cuando antes los miembros de FARC tenían con qué defenderse –las armas- y hoy solo están dotados de la fe en su apuesta por la Paz de Colombia. Si antes los guerrilleros estaban soportados por los campesinos e indígenas de sus zonas de influencia, hoy día están soportados por las masas de obreros, campesinos, indígenas, estudiantes, mujeres, etc, que piden la presencia de sus líderes, transformadores sociales, y poder elaborar entre todos las líneas políticas populares a fin de adelantar la lucha popular contra el estado neoliberal.

Las invitaciones a diversos escenarios para intercambiar ideas, universidades, comunidades, eventos de mujeres, etc, etc, nos dan una idea de cuan grande será el esfuerzo que el Nuevo Partido tendrá que desplegar para copar en territorio nacional y para erigirse en la verdadera Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común que tiene como tarea adelantar la lucha por la toma del poder para el pueblo.

La tarea es descomunal. Nos enfrentaremos a todos los vicios del establecimiento político colombiano. Guerra sucia, corrupción, represión, desapariciones, masacres, ejecuciones extrajudiciales, políticas hambreadoras y violaciones de derechos humanos y laborales.


En esas estamos. Entre más grande el reto, más nos creceremos ante las adversidades. Vamos hacia la construcción de la Nueva Colombia en paz con justicia social.

https://www.facebook.com/hernan.vanto/posts/1558348384225972 
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger