Headlines News :

Paz estable y duradera en Colombia

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on lunes, julio 03, 2017 | lunes, julio 03, 2017

Hernando Vanegas Toloza, Postales de Estocolmo.

Lo que está en juego en Colombia es la construcción de una Paz Estable y Duradera, como reza el Acuerdo de Paz entre las FARC-EP y el gobierno Santos en representación del estado colombiano.

Construir la Paz implica cumplir ese Acuerdo, honrarlo como llaman algunos, y para cumplirlo tendría que ser observado estrictamente por las dos partes que lo negociaron, acordaron y firmaron ante la comunidad nacional e internacional.

Cumplir es la palabra clave. Las FARC-EP han cumplido estrictamente los compromisos adquiridos. Cese de fuegos, pre-concentración, concentración en Zonas Veredales, dejación de armas, son algunos de los compromisos cumplidos cabalmente por las FARC.

El cumplimiento de la parte del gobierno Santos ha dejado mucho que desear. Conocida es la marrullería de los gobiernos ante los acuerdos firmados con el pueblo: obreros, campesinos, indígenas, madres comunitarias, educadores, etc. En Colombia ya es una sentencia que para que el gobierno cumpla un acuerdo para resolver un Paro hay que hacer otro paro para que cumpla, y ni así lo cumplen.

El Acuerdo de Paz consigna cuatro puntos fundamentales para la Paz. Político, económico, seguridad y de justicia.

En el campo político es imprescindible abrir las avenidas de la democracia –todavía burguesa-, a fin de que los sectores populares accedan a las diferentes instituciones. La democracia burguesa es precisamente para los sectores que representan las clases altas en Colombia.

Los gobiernos adelantan políticas que favorecen a los ricos con políticas, como por ejemplo, exención de impuestos, en algunos dizque para producer empleo y al cabo del tiempo ni impuestos ni empleo se ven.
Los sectores sociales populares requieren su participación en el campo político a fin de que su acción logre la concreción de proyectos que los beneficie. El campo político está basado en la economía y economía y política van de la mano. Sin representantes populares verdaderos en las instituciones es imposible la existencia de proyectos politicos yeconómicos que favorezcan al pueblo. Eso lo sabemos con suficiencia en Colombia. Solo el pueblo salva al pueblo, reza un adagio popular.

De tal manera que si el gobierno Santos quiere cumplir –honrar- cabalmente el Acuerdo de Paz deberá adelantar las reformas políticas que ensanchen la democracia y rompan con la democracia restringida que está presente en la vida colombiana.

Igualmente, deberá adelantar los acuerdos económicos a fin de dotar a los ex-guerrilleros campesinos de tierra que asegure su vida y manutención, mecanismo por demás válido y certero para su plena re-inserción en el aparato productivo del país. Sería lastimoso ver a los ex-guerrilleros farianos convertidos en campesinos sin tierra, los cuales solo tendrían como alternativa la lucha por la tierra, como sucede con las comunidades campesinas e indígenas.

Por ello, dotar a los ex-guerrilleros farianos y a las comunidades campesinas e indígenas de tierra es un paso adelante importante para solidificar la base de una Paz estable y duradera.

Ello trae aparejada la seguridad de las comunidades, pues es sabido que en Colombia los sectores terratenientes-ganaderos han sido los grandes beneficiarios de las políticas de desplazamiento forzoso adelantados por los gobiernos, por acción u omisión. Toca entonces combatir las bandas de narco-paramilitares que van paseándose por el territorio nacional a ojos vistasde algunos militares y policías, los cuales se hacen los de la vistagorda.

En esa dirección va el cumplimiento de poner a funcionar la JEP, mecanismo que dará bases sólidas a la Paz toda vez que todos los que han estado comprometidos en violaciones de derechos humanos –funcionarios, militares, policías, empresarios, etc, y ex-guerrilleros- resuelvan su situación juridical y adelanten mecanismos de no repetición de esas acciones.

Además, el cumplimiento de las leyes, como la ley de Amnistía, darán una prueba fehaciente del cumplimiento estatal del Acuerdo de Paz, ya que la liberación de los prisioneros de las FARC y de los luchadores politicos contrarios al regimen aliviaría, por demás, la carga del hacinamiento en las cárceles, ya que ellos son casi 10.000 prisioneros en las cárceles.

El cumplimiento de la Amnistía sería un paso en la recuperación de la confianza de los farianos en la justicia –burguesa todavía- ya que precisamente esa desconfianza y temores fundados en la acción irregular de la justicia es la base para haber acordado la JEP.


Estos cuatro puntos son cardinales para sentar las bases de una Paz estable y duradera en Colombia. Si desde el estado no hay cumplimiento jamás habrá paz en Colombia. 
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger