Headlines News :

Entre la paz y la política

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on jueves, junio 08, 2017 | jueves, junio 08, 2017

Hernando Vanegas Toloza, Postales de Estocolmo.

El optimismo histórico parece que se les ha olvidado a muchos. Los revolucionarios de verdad ni siquera en los momentos más aciagos renuncian a él. No hay por qué.

Si miramos el estado de la Paz hoy día podemos decir que estamos major que antes. Las FARC-EP en su vida guerrillera –la cual afortunadamente están cerca de dejar atrás (si los dejan)- pasó por momentos difíciles. Momentos de guerra en extremo jodidos. En cierta occasion estuvo casi que en la extinción. En otro, durante la caída del Socialismo ”real”, les tocó hacer un pare y analizar concretamente esa situación concreta.

De esas situaciones difíciles las FARC-EP con su estandarte –”la guerra no puede ser el futuro del país”, o sea, la paz- salieron avante. Hicieron de ellas un punto de quiebre y se lanzaron hacia adelante. Y empezaron a pensar en sí mismas y cómo concretar su consigna fundamental.
Siguieron a golpe de fusil –no les dejaban otra opción- haciendo política. Cada acción militar tenía un objetivo politico central. Y siempre proponían una salida política al conflicto interno. Sus propuestas llegaban a los oídos sordos de la élite en el poder. Estaban borrachos de triunfo a pesar de que las acciones militares iban mostrando la supremacía de la guerrilla, la cual por el simple hecho de resistir los embates de las fuerzas militares-narcoparamilitares estatales ya estaba triunfando.

Hasta que llegó alguien de la entraña oligárquica –hijo de El Tiempo el más guerrerista de los medios de comunicación oligárquicos- y por haber estado en el centro de la confrontación se dio cuenta de que no podían –ni con Plan Colombia, ni con miles de millones de dólares, ni con la más moderna tecnología militar de punta- triunfar sobre las FARC-EP.

Es mas, en su fuero interno, quizás tuvieron que analizar que en algún momento el empate entre las propias fuerzas y las de las FARC-EP podrían romperse en favor de la insurgencia armada. Ya ellos habían puesto todas sus cartas sobre la mesa y no habían podido vencer la Resistencia y lo que se concluía era que las FARC-EP se “acomodaban” a cuanto Plan militar les ponían enfrente.

Faltaba que las FARC-EP consiguieran los misiles tierra-aire para romper ese empate técnico. Y conseguirlo era solo cuestión de tiempo. En este mundo de venta de armas alguno se arriesgaría a ganarse el negocio de proveer a las FARC-EP de esos artefactos.

Pues bien, llegó Santos a la presidencia y planteó. “Está bien, conversemos”. La acción política por medios armados dió paso a la acción política política. Se sentaron, conversaron, y llegaron a una negociación. Ninguno había vencido al otro, ni viceversa, y había que firmar la Paz.

Conseguían las FARC-EP así llevar a la práctica su consigna central: la Paz mediante la solución política al conflicto interno colombiano. Salían derrotadas las fuerzas enemigas de la paz. Salían derrotados los militaristas de civil y de uniforme, los que a la sombra de la guerra pelechaban y se enriquecían, los que aprovechando la guerra legislaban contra los trabajadores y los sometían –aún someten- a la super explotació, es decir, todas las fuerzas ”enemigas de la Paz” estaban siendo derrotadas por la firma del Acuerdo de Paz entre las FARC-EP y el gobierno Santos, en representación de todo el estado.

Se daba curso a la implementación, fase en la cual estamos en el momento presente, con dificultades, con trapisondas de los ”enemigos de la Paz”, mas no hay en la vida ninguna ganancia sin dificultades. Mucho menos la Paz. Todo triunfo de la Paz está basada en lo logrado en miles de sacrificios en la guerra y en la posguerra.

El Materialismo Histórico nos señala entonces que por difícil que sea el camimo, siempre y por siempre el triunfo será de las fuerzas populares, de los obreros, de los campesinos, de las mujeres, de los estudiantes pobres, etc, porque ellas son las fuentes creadoras de riqueza en cualquier sociedad y en ellas reside la fuerza de una nación.

Encaremos con optimismo ésta fase de construcción de la paz en nuestro país. Debemos enfatizar en el triunfo popular y en reconstruir el tejido social roto por el accionar del Terrorismo de Estado. Nuestro pueblo sigue dando ejemplos de resistencia. Buenaventura, maestros, Minga indígena, etc.

También debemos enfatizar que no hay ningún contrasentido entre Paz y Política. Por el contrario, están estrechamente relacionadas pues ambas tienen como prioridad el ser humano. También debemos recordar que es siempre más fácil destruir que construir. Construyamos día a día la paz. En nuestros corazones y en nuestras acciones. Estamos con las FARC-EP en el momento presente por cuanto ellos han puesto de presente su propuesta de lograr un Nuevo País.


Así alcanzaremos la tan ansiada Paz ! Nuestro libertador Simón Bolívar lo señaló: De la paz debes esperar todos los bienes y de la guerra nada más que desastres”.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger