Headlines News :
Home » , , , , , , » Pesimismo en el país? El optimismo histórico del pueblo por la Paz

Pesimismo en el país? El optimismo histórico del pueblo por la Paz

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on lunes, marzo 06, 2017 | lunes, marzo 06, 2017

Hernando Vanegas Toloza, Postales de Estocolmo.

Está circulando en los medios en poder de la oligarquía la especie de que que ”el pesimismo” se apoderó del proceso de Paz, en una variante de ”pensar con el deseo” por parte de los dueños y los empleados de esos medios de comunicación.

Aclaramos que quienes están pesimistas con el proceso de Paz son precisamente ellos, los que desde la falsimedia lanzan toda clase de mentiras burdas contra el proceso de Paz y contra las FARC-EP porque precisamente no pudieron vencer militarmente a la guerrilla. La verdad es que el pueblo, el que no lee los ”medios”, ha mostrado su simpatía por el Proceso de Paz, por la firma de la paz mediante el Acuerdo Final para una Paz estable y duradera, y ha mostrado –y sigue mostrando- su compromiso con la Implementación del Acuerdo Final.

Hemos visto el acompañamiento popular a las Marchas hacia las Zonas Veredales (ZVTN), la alegría de las gentes al paso de las distintas caravanas en todos los departamentos en donde están ubicadas esa zonas, y hemos visto la movilización de importantes sectores desde los grandes centros urbanos hacia ellas a fin de dialogar sobre el futuro del país.

Entonces, de qué pesimismo hablan los ”periodistas” de esos medios burgueses? Será del pesimismo del CD y de su ”líder” y su ”camorra”? Será el pesimismo del troglodita cavernario Alejandro Ordóñez? Será del pesimismo del ”enemigo de la Paz” Vargas Lleras y su corrompido partido Cambio Radical?

Ahí están todos los ”pesimistas” con el proceso de Paz, con el silenciamiento de los fusiles, con los pasos que está adelantando la Implementación –aún contra la negligencia y desidia de los funcionarios gubernamentales-. Esa “exclusiva” minoría ha tenido que pelar la cara y mostrar que para ellos la guerra es el negocio que los mantiene vivos.

Desde luego que entendemos –mas no justificamos- su “pesimismo”. Ya no podrán infundir más miedo con la guerra, mucho menos con las FARC porque el pueblo sabe qué son las FARC, y el pueblo está contento de que no mueran más colombianos pobres en la guerra fratricida recetada precisamente por esos sectores “pesimistas”.

El pueblo venció el miedo a la guerra, al Terrorismo de Estado, y los ha vencido con alegría, con optimismo, con la certeza de que con la firma del Acuerdo Final vendrán tiempos mejores. Ya ho hay miedo de las batidas realizadas por el ejército para llevar secuestrados a los jóvenes a pagar el servicio militar, ya no hay miedo de que sus hijos pierdan la vida en la confrontación entre sus hijos –guerrilleros contra policías y soldados-.

Ciertos en la incertidumbre de todo futuro está que apenas estamos comenzando la construcción de la Implementación. Y lo estamos hacienda con criterio político. Hemos visto el esfuerzo de los guerrilleros por construir los campamentos en las Zonas Veredales –obligación incumplida del gobierno-, vemos el esfuerzo por seguir avanzando en el cumplimiento del cronograma de la Implementación.

Ello es así. Las FARC-EP han alcanzado la firma para acabar políticamente con el Conflicto Armado, de por sí un hito histórico. Los mecanismos están en el papel y haremos todos, FARC y pueblo, el esfuerzo por materializarlos en la práctica. Tendremos que avanzar en el Acuerdo Final en todos sus aspectos y no solamente en lo que le interesa al gobierno, la dejación de armas por parte de la guerrilla.

El cese de la confrontación armada, a pesar de la persistencia en la aplicación del Terrorismo de Estado por parte de un sector de las fuerzas militares utilizando su herramienta narco-paramilitar, ha producido optimismo en todos los sectores populares. Es relevante lo expresado por un médico en el País de Cali:

“El médico y humanista Alfonso Maestre sostiene que no es que seamos pesimistas sino que frente a una corrupción galopante, donde un escándalo acalla el anterior y lo minimiza, donde no hay una respuesta objetiva ni controles visibles sino la intencionalidad oficial y mediática de tapar todo, y donde hay un aparato estatal inerme frente al desgreño administrativo a lo que se suma una carga de impuestos y servicios sociales pésimos, eso más que pesimismo es una realidad. 

“No hay políticas claras en programas económicos, educativos, de salud ni de seguridad; no es simple percepción: son realidades. No estoy de acuerdo con querer minimizar la realidad rotulando al pueblo colombiano de pesimista, cuando, por conveniencia mediática también lo llaman el país más feliz del mundo”, agrega el medico”.


Ha sido claro para los sectores populares que las FARC-EP nunca han pretendido ganar la guerra en el escritorio y que la firma del Acuerdo Final es el punto de partida para iniciar la construcción de una Nueva Colombia en Paz con Justicia Social. Una vez alcanzado el Cese del Conflicto Armado, la confrontación entre el estado y las FARC-EP, empezamos la construcción de la Paz y arremetemos con la fuerza popular por la solución del conflicto económico, político, social, cultural.


Todo lo que consigamos en la realidad será producto de la movilización de todo el pueblo, de los obreros, campesinos, estudiantes, mujeres, etc. Nada nos será dado complacientemente por la élite en el poder. Para alcanzar éstas metas estamos dotados del optimismo histórico de nuestro pueblo que, a pesar de la aplicación del nefasto y salvaje neoliberalismo, se da sus mañas para ser considerado uno de los países más felices del mundo. 
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger