Headlines News :
Home » , , , , , » La última mentira: Odebrecht también ”corrompió” a las FARC

La última mentira: Odebrecht también ”corrompió” a las FARC

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on domingo, marzo 05, 2017 | domingo, marzo 05, 2017

Por Allende La Paz.

Colombia es un país en que todo el tiempo salta de un escándalo de corrupción a otro. Se roban 50 billones de pesos al año, es decir, un billón mensual, y en éste cálculo de queda corta la Contraloría.

Son miles los escándalos y uno tapa al otro y le resta importancia al escándalo predecesor. Hay zonas que son especiales para robarse toda la plata, en otras invierten si acaso el 40%, y en otras un poquito más. En algunas regiones son más cuidadosos para robar, en otras son descarados, en otras nada les importa y van por todo. Mas en todo el país los politiqueros y los ”contratistas” roban porque esa es la razón del sistema sobre el cual se asienta la corrupción, la ganancia a ultranza.

Ejemplos tenemos a granel. En el Chocó no tienen ningún rescoldo moral ni ético para robar los dineros estatales. Total, esos ”negros” e ”indios” están “acostumbrados” a vivir en la miseria, creen ellos. Nacieron pobres y vivirán pobres per secula seculorum. En el Atlántico, los Names y Gerlein se robaban todo, hasta que llegó el “Cura” y robó un poco menos y el pueblo se acostumbró a ello; ahora a Char le tocó seguir esa línea. Roban menos, pero roban y “algo” dejan para el pueblo, es el decir.

Por ello existe el Neoliberalismo. Explotación salvaje, mercado salvaje, corrupción salvaje, terrorismo de estado dalvaje. Hay que amasar fortuna al precio que sea, no importa si atropellas a los más humildes y necesitados, y si alguno se atraviesa y denuncia, pues plomo con él y se acabó el problema. El denunciante es alguien anti-sistema, ese quiere acabar el Sistema capitalista.

El último escándalo corre por cuenta de Odebrecht y tiene en aprietos al estado y a la clase politiquera, es decir, liberales, conservadores, de la U, Cambio Radical, etc. Ha levantado una oleada en los medios en poder de la oligarquía (El Tiempo, El Espectador, Revista Semana, Caracol, RCN, etc) y aprovechándolo tratan de minimizar el impacto histórico del Acuerdo Final para una Paz estable y duradera entre las FARC-EP y el gobierno nacional con el argumento que ahora sí al firmar el Acuerdo Final llegó la hora del combate a la corrupción.

El objetivo es claro, minimizar la simpatía del pueblo con las FARC-EP y abonar el terreno para descalificar al próximo partido político que nacerá de ellas al señalar o insinuar que nació corrompido, como todos los partidos políticos del establecimiento, salpicando su enorme podredumbre, como si las FARC-EP estuvieran llegando al “establecimiento” y no a adelantar la lucha política de clases “por otros medios”, por medios legales y sin uso de las armas, en contra del actual estado de cosas.

Si antes las FARC-EP eran el “demonio” al cual le endilgaban todas las causas de los males del país, ahora también las FARC-EP están corrompidas –o susceptibles de corrupción- por el escándalo Odebrecht. Para ello viajó el leguleyo Fiscal General, no a recabar pruebas contra los verdaderos implicados en el caso de marras porque ya las pruebas van saliendo con cada nuevo detenido, sino a recabar “pruebas” que comprometan a las FARC-EP, organización objetivo estratégico de la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez. La cuestión pintaba fácil. La Procuraduría y la Fiscalía brasileñas están metidas de lleno en la corrupción, como lo prueba el golpe de estado propinado por los corrompidos politiqueros brasileros al gobierno de Dilma Roussef.

Que las FARC-EP hubiese “cobrado” a una empresa extranjera un impuesto para permitir adelantar una obra de infraestructura era algo normal ya que ellas actuaban de hecho como un estado en sus zonas de presencia militar-política. Igual hace el estado al cobrar impuestos sobre los contratos y sobre la compra de materiales de construcción, impuestos a los trabajadores de las obras, impuestos sobre los activos y pasivos de las empresas, etc, etc.

Ahora, si el estado no lo hacía o hace obedecía a la parte de corrupción denunciada, dineros pagados “debajo de la mesa”, la cual era pagada a los funcionarios estatales y a los encargados de hacer lobby para la consecución fraudulenta de los contratos. Ahí está la corrupción. No hay libre competencia entre las empresas –abc del neoliberalismo-, sino que esa corrupción permitía –y permite- que unos pocos avivatos se enriquezcan a costa de los colombianos, que son quienes en últimas pagan los sobornos de las empresas ya que éstos son deducidos del valor total de las obras.

Al Fiscal Martínez le salió “sangre en el ojo” y, como buen empleado de los empresarios burgueses, pretende enlodar una imagen como las de las FARC-EP que el pueblo reconoce como una guerrilla luchadora contra el régimen colombiano, verdadero causante de los sufrimientos del pueblo. Le falló el cálculo al abogaducho. En varias ocasiones tal posición del Fiscal lo ha llevado a convertirse en una ”vaca muerta” en el camino de la Paz en Colombia.


El pueblo sabrá enfrentar a esas ”vacas muertas” y ya de hecho lo está haciendo. Serán arrasados por el paso avasallador de las masas populares en lucha por sus más sentidas reivindicaciones, la Paz entre ellas, paso previo para construir la Nueva Colombia en Paz con Justicia Social.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger