Headlines News :
Home » , , , , , , » La implementación de los Acuerdos de La Habana

La implementación de los Acuerdos de La Habana

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on viernes, octubre 14, 2016 | viernes, octubre 14, 2016

Cambio Total. Twitter. Facebook.

No habíamos querido meternos en estos asuntos, pero parece que llegó la hora. Los Acuerdos que firmaron el presidente JM Santos y el comandante en Jefe de las FARC-EP, Timoléon Jiménez, y la Mesa en pleno, contemplan que tendrán una fase de Implementación, o sea, de llevarlos a la práctica.

Ésta fase es extremadamente sensible, delicada y compleja. Determinará la subsiguiente confianza en el Proceso de Paz. Por ello, la cuestión debería ser desarrollada con toda la pulcritud, honestidad y sin los apuros a que se vé sometido un gobierno constantemente.

No es solamente el problema de la financiación de la Paz. Si no también la  concreción de los Acuerdos. A la élite -el Bloque de Poder Dominante- que ha practicado desde el Estado el asesinato de la verdadera oposición popular –les da por llamarla ”izquierda”- la forma de hacer política, le corresponde al Estado –y es un compromiso- no solo proteger la vida de los guerrilleros re-incorporados a la vida civil, sino desmontar todas las doctrinas y políticas que le dan sustento a tan criminales prácticas: Terrorismo de Estado de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), Doctrina del Conflicto de Baja Intensidad y Documentos Santa Fé.

Llama la atención en el berenjenal que se metió el mismo Santos con el Plebiscito a pesar de que las FARC-EP desde el 8 de febrero de 2016, en carta enviada al presidente, alertaba sobre la peligrosidad de tal mecanismo de refrendación popular, y lo hizo leyendo acertadamente la conformación de las fuerzas electorales y la dinámica tradicional de las votaciones en las elecciones.

En dicha misiva las FARC-EP manifestaban: ”Concretamente queremos referirnos a los alcances negativos que para el Acuerdo General y su espíritu y para el tránsito hacia la paz, tiene el llamado “plebiscito para la refrendación”, recientemente aprobado por el Congreso de la República. Creemos que éste, no es ni la vía política ni el instrumento jurídico-constitucional adecuado para lograr la “refrendación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” (texto tomado para su cita del Proyecto conciliado por las cámaras).


Por ello, no puede el  presidente Santos si no aceptar su falta de cálculo político y no salir con excusas insulsas, como que “el pueblo” votó el No al Plebiscito. Cuál votó? Apenas el 0,5% que depositó su voto por el No. Y el 0,4% que votaron por el Sí? Y el 63% de abstención, en dónde quedan?

Pues los errores políticos se pagan y se pagan caro, y por ello tendrá el presidente que, mediante una decisión presidencial, llamar a la Unidad de toda la Nación, colocar la Paz como bien inalienable, no sujeto a los vaivenes politiqueros, sino sujeto solamente a la soberanía popular que ya se está manifestando en las calles con las masivas manifestaciones de éstos días.

Debería el presidente continuar con la implementación del Acuerdo Final, pero ya. No esperar al 31 de octubre para comenzar a tomar las medidas necesarias, sino, desde Ya porque lo que está en juego no son unos “retoques” al Acuerdo Final, sino todo el Acuerdo Final para una Paz duradera y estable.

Lo anterior ha sido reafirmado por Uribe Vélez cuando comienza a esgrimir sus “inamovibles” que no son más que torpedos lanzados contra el Proceso de Paz de La Habana, en la vana esperanza de ser él el creador de una supuesta Paz, que es como el sol escandinavo en otoño e invierno, brilla pero no calienta.

Es decir, un Proceso de Paz que sería una copia del Proceso Narco-paramilitar de Santa Fé de Ralito. Y ya sabemos todos en qué terminó tal engendro: extradición de los capos de las AUC cuando se aprestaban a contr toda la verdad incluyendo desde el presidente hasta toda la clase politiquera y a los empresarios que apoyaron su estructura criminal, impunidad casi total porque de 31.000 miembros de la AUC supuestamente ”desmovilizados” apenas 4.000 se acogieron a la Ley  Justicia y Paz y  de éstos, a pesar de haber confesado impúdicamente horrendos crímenes, apenas han sido condenado 52 miembros de las AUC. O sea, total Impunidad.

El pueblo colombiano merece vivir en paz, con justicia social, y ello pasa por Implementar la Paz firmada entre el presidente Santos y las FARC-EP, dándole cabal cumplimiento a la palabra empeñada.


/alp
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger