Headlines News :
Home » , , , » El fuero militar, la verdad y la impunidad

El fuero militar, la verdad y la impunidad

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, octubre 18, 2014 | sábado, octubre 18, 2014

Cambio Total [alp].

El Fuero Militar (FM) viene de la palabra Forum, que en latín significa ”foro o tribunal”. Hay por ejemplo el ”fuero eclesial”, al cual están sometidos los curas y demás miembros de la Iglesia católica (Aquí llama la atención que en Colombia haya un ”fuero” para la Iglesia Católica, mas no para las otras religiones cuyos miembros, pastores, etc, son sometidos a la justicia ordinaria, como debe ser en realidad).

El ”Fuero” es por tanto un ”privilegio” que se concede a determinados miembros de una institución (presidentes, militares, curas católicos, etc), que hace que ellos sean juzgados en razón de su investidura por Tribunales Especiales por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones. Un presidente o un militar que ordena, por ejemplo, asesinar o ”desaparecer” a una persona o miles de personas no sólo está cometiendo un delito ”en ejercicio de sus funciones”, sino aprovechando su condición para cometer un delito que es punible por la legislación ordinaria que se aplica a todos los ciudadanos, sean o no amparados por un determinado fuero, y se ha extralimitado en sus funciones, además de ser un asesino común y corriente.

Arrancando con esa definición vemos que el Proyecto gubernamental de lo que trata es de juzgar a militares que cometen delitos en su vida castrense, sean de ”orden público” o situaciones de conflicto interno (violaciones de derechos humanos, etc), sean por los delitos que se derivan de la vida militar (deserción, abandono de puesto de guardia, desobediencia, insubordinación, etc, etc), mas no es la única.

El ”Fuero Militar” cobija, entonces, a los militares que están inmersos en delitos propios de la vida militar (deserción, etc), mas no los debería cobijar por delitos cometidos contra la vida de un ser humanos o la violentación de su integridad y sus derivaciones porque establecería la ”pena de muerte” judicialmente (ya la practican extrajudicialmente).

El ”Fuero Militar” implicaría que debe haber un Tribunal Especial que debe juzgar los delitos contra la vida y la honra de los ciudadanos, sean o no cometidos en ”servicio activo”. Ese ”tribunal especial” no podría ser conformado por sus pares, los militares, porque, ya lo tenemos como nefasta experiencia, conduciría a la impunidad toda vez que los tribunales militares no condenan a sus miembros en aras del ”sprit du corps” existente en la vida militar. Por ello la justicia debe conocer de éstos delitos.

(Recomiendo a los lectores leer el artículo del presidentede la CCJ, Gustavo Gallón para empaparnos de los delitos que el ”Proyecto de Fuero Militar” contempla y no conetempla).

Planteamos, entonces, que ese ”Tribunal Especial” es la ”justicia ordinaria” –la justicia en el régimen burgués es ”especial”- y debería ser conformado con personas ajenas a la vida castrense, contando entre sus miembros, como no, con miembros militares en calidad de asesores que puedan aclarar algunas condiciones de la vida castrense. No puede ”jalarse de los pelos” el concepto de que los ”jueces” no conocen de la vida militar porque entonces ningún juez conoce a fondo particularidades de la vida de los ciudadanos. Si aplicáramos ese principio ningún juez podría juzgar a ningún ciudadano porque no conoce de la vida de esa persona encartada. Por ejemplo, cuando juzgan a un estudiante o a un campesino, los jueces no tienen la más mínima idea sobre la vida de esas personas, que lo favorecería o no, más no por ello no les aplica la ley.

La vida de hoy nos muestra que la ignorancia relativa sobre un tema específico es suplida por los llamados ”expertos” o incluso por las investigaciones que se adelantan sobre este u otro tópico, incluso con la ayuda del internet.

De lo que trata en éstos momentos el ”Fuero Militar” es precisamente perpetuar la impunidad en los delitos cometidos por los militares –como hemos evidenciado en las denuncias de diferentes medios sobre la laxitud de las cárceles militares-, impunid que engloba desde el 83% hasta el 100% de violaciones de derechos humanos cometidos por el Estado, vale decir, militares, policías y narco-paramilitares.

En aras del Proceso que se adelanta en la Mesa de La Habana, lo fundamental en este caso es ”evaluar” las conductas de las dos partes –estado y guerrilla-, no ”intercambiar impunidades”, como dicen las FARC-EP, y ahí sí adelantar el esclarecimiento de la verdad. Corresponderá al pueblo decidir que la aceptación de las responsabilidades se convierta en un compromiso de no repetición. Al Estado le compete más del 83% de responsabilidad y debe ser el más interesado en el esclarecimeitno de la verdad.

Mal mensaje se está enviando con el ”Proyecto de Fuero Militar” –el gobierno tercemente persiste en su aprobación por el parlamento-, pues de ello se colige que la preocupación de las Fuerzas Militares no es la Paz, sino ”blindarse” ante una eventual condena por parte de la justicia nacional e internacional. Esa preocupación es vana. El pueblo colombiano sabe que el tratamiento de ”enemigo interno” y su sustento doctrinario -la DSN- son la base del accionar de las fuerzas militares-narcoparamilitares del régimen y del drama humanitario que padece por cuenta de una guerra decretada por la oligarquía-imperial. Por ello , el pueblo insiste en la necesidad de cambiar la Doctrina de las Fuerzas Militares por una Doctrina Bolivariana.


El pueblo sabe que las Fuerzas Militares son el estatal brazo masacrador de sus sueños de libertad. Y ya de por sí han sido condenados.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger