Headlines News :
Home » , , , , » Ilusiones, futbol y realidad

Ilusiones, futbol y realidad

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on sábado, julio 05, 2014 | sábado, julio 05, 2014

Allende La Paz, Cambio Total.

Las ilusiones se multiplicaron y -como siempre- los medios en poder de la oligarquía se encargaron de magnificarlas, al punto que todo aquel que no se ilusionara era un "apatrida". Las ilusiones creadas por los medios y los gobiernos llevaron a olvidar la dramática situación que viven los "ilusionados" y a correr tras esa ilusión, "el mejor equipo del mundo", cuando la verdad no es así. Si  fuera el mejor equipo del mundo todavía estuviera en la "contienda" futbolística.

Incluso, quedó en evidencia cómo los medios van moldeando el imaginario colectivo y la "traquetización" de la sociedad se muestra con expresiones vulgares, como se de "Viva Colombia, hijueputa" o "árbitro gonorrea", expresiones ¨que han permeado incluso a compañeros que dicen ser de izquierda. Es desde luego, la transmutación del inconsciente colectivo y la adopción de un lenguaje procaz que por lo procaz quiere mostrarse como irreverente, cuando en realidad no es más que la aceptación en la vida íntima del ser "traqueto" y la renuncia del ser revolucionario de construir su propio lenguaje en su propia realidad.

El  fútbol es llevado a ser el "espectáculo" con más seguidores y convertido en una mercancía más. Como la ley que impera es la "ley de la selva del mercado" entonces el que "tiene", impone. Ya pasaron los años dorados en que equipos como Brasil, fiel a su juego exquisito, deleitaba a miles de seguidores, enfrentándose a las "máquinas" de fútbol europeas. Ya no se ven jugadores de la talla excepcional de Sócrates, el médico de izquierda, que como un roble resistía el asedio de la "máquina" y la vencía, o de un Breitner, con su pelo ensortijado que parecía más caribe que teutón, que luchaba cada bola con caballerosidad y sin mala intención. Vemos cómo la fullería campea en las canchas de fútbol. Una estrella como Neymar queriendo vencer a su rival con malas artes (empujado al contrario e incluso golpeándolo), o un Brasil -ya no el otrora Brazil del tratamiento exquisito a la pelota- pateando la pelota a cualquier lugar en un "bartoleo" solo comparable al partido de potrero que jugábamos cuando eramos adolescentes.

Ahora el que tenga más, ese llega más lejos. Olvídense, pigmeos económicos, que podrán con la poderosa Alemania, o la siempre fracasada Holanda, o la última imperial de España, ya que lo que mueve al mundo es el dinero, los recursos naturales, la guerra. Y el fútbol debe ser concebido como lo que es, una guerra. Guerra que se desarrolla en un campo de juego, mientras afuera, en la realidad, desarrollan otra guerra, más cruel y sangrienta. Es la guerra por apropiarse de las riquezas que le pertenecen al pueblo de cada país.

Por ser un remedo de la guerra real, la guerra "virtual" del fútbol presenta los "gladiadores" del circo actual. Hombres de elevada estatura, musculados, que recurren a sustancias prohibidas para acrecentar sus masas musculares, aún a costa de la propia salud del "gladiador". Total, hay que entender que ellos son los nuevos esclavos del circo, como ayer lo eran los "gladiadores" del circo romano.

Ya ha caído el telón del fútbol para los colombianos. Ahora volvemos a la realidad. Seguimos siendo el tercer país más desigual del mundo. Seguimos teniendo la marca en desplazados forzosos y del despojo de tierra a esas víctimas. Seguimos pateando el balón de las violaciones de derechos humanos, cuyas bandas de narco-paramilitares -amantes patrioteros del deporte- jugaban -y juegan- al fútbol con las cabezas de las víctimas decapitadas por los "mochacabezas". Los que viajaron a Brazil regresarán a ver que marrullería hacen para pagar la deuda que les permitió viajar.

Los pobres seguiremos siendo víctimas de la explotación, soportando la desocupación, la informalidad, la carencia más absoluta de todo, hasta de sealud, educación y un lugar en donde ser enterrado -porque los pobres se entierran ya que no tienen plata para pagar la cremación y entierro de primera-, y, desde luego, rumiando que ya ni siqueira tenemos el circo y algunos se contentarán con la liguilla nacional o local... Total, Colombia es pasión y toda pasión es efímera.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger