Headlines News :
Home » , , , » El triunfo de la Paz

El triunfo de la Paz

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on lunes, junio 16, 2014 | lunes, junio 16, 2014

Allende La Paz, Cambio Total.

Los colombianos que participan del circo electoral votaron ayer. De allí podemos sacar algunas conclusiones. 

Los colombianos siguen siendo escépticos de las propuestas de la oligarquía y, ante el clarín de la guerra, resolvió mantener la cosas como están. Sigue como presidente Juan Manuel Santos.  De lo peor escogieron el menos peor. En realidad las cosas no variaron mucho en relación con la primera vuelta. La gran ganadora fue la abstención que, a pesar de una leve disminución, alcanzó el 53,12%, es decir, más de la mitad de los colombianos no le come cuentos a la oligarquía.

El error craso de la oligarquía en ésta apuesta era el de asustar –cosa que logró en algunos sectores- con el “coco de la guerra” representado por Uribhitler y su “títere”, como si Santos no representara el sector militarista de la oligarquía tradicional, mas las cuentas les resultaron fallidas. No fue tan masiva como esperaban que el pueblo, asustado por la guerra, saliera corriendo a votar por el “menos peor” y legitimar un presidente que con una abrumadora votación estaría en posición de fuerza para imponérsele a las insurgencias armadas.

La jugadita como que les salió al revés. Al lanzarse los dos candidatos de la oligarquía, en realidad de las dos mafias oligárquicas, la tradicional representada por Santos, y la mafiosa narcotraficante representada por Uribhitler y su “títere”, lo que hicieron fue dividir fuerzas.  No hubiera sido lo mismo si hubieran maniobrado para que el contendor fuera Clara López –también de extracción oligáruica- del PDA y la UP, y presentar a Santos como triunfador sobre la “izquierda”, lo que le daría el “aval” de haber vencido a los izquierdosos en las elecciones. Mas el miedo que le tienen al pueblo, a ese 53% que ayer no votó, los obligó a jugársela entre los dos peores.

El caballito de batalla fue Paz –Santos- o guerra –Uribhitler y su “títere”-, y todos sabíamos que lógicamente y visceralmente el pueblo escogería la opción de la Paz así fuera blandida ésta consigna por un verdadero enemigo de la Paz, a uno de los hacerdores más feroces de la guerra, que hoy por conveniencia política tiene a sus delegados sentados en la Mesa de La Habana.

Estamos seguros que a las primeras de cambio a JMSantos se le olvidarán las promesas de Paz, pago de horas extras y recargos nocturnos, robados al pueblo por Uribhitler y su camorra narco-paramilitar, reforma a la salud, a la educación y a la Universidad, etc, que hizo en el desespero de una inminente derrota. Por ello, lo que sigue –como antes- a la orden del día es la acción de las masas a través de la movilización popular.

Tocará entonces continuar con las acciones de masas para que la promesa electoral deluchar por la Paz se convierta en una decisión fundamental en las decisiones o determinaciones de gobierno. Por ello, la manifestación popular –esa que no le come cuento a lo electoral, todavía- seguirá en sus acciones de masas: paros, huelgas, manifestaciones, marchas por callles y carreteras, acciones todas que representan las mil y una formas de lucha que “permite” la oligarquía.

Las formas “no permitidas” siguen en su brega de construir en la Mesa de La Habana una Nueva Colombia, en Paz con justicia social, libertad, democracia, independencia y soberanía nacional. Hablo naturalmente de las FARC-EP, pueblo en armas, que seguirá mostrándole al nuevo presidente que la verdadera política no puede estar aislada de las masas, del pueblo, y se hace imprescindible su participación real y efectiva en la Mesa de La Habana.

En ese orden de ideas, no es solamente llamando a la realización de foros y demás encuentros, sino el desarrollar el mayor esfuerzo pedagógico para que nuestro pueblo entienda y asuma totalmente el significado de la Paz, sino es que ya lo ha asumido. Al interior de las comunidades debemos desarrollar acciones de todo tipo, encuentros, foros, conferencias, teatro, poesia, etc, al efecto de convertir la Paz en las más inverosímil movilización de las energías creadoras del pueblo, movilización que tendrá como propio referente y objetivo su futuro, su porvenir, la vida de nuestros hijos y ancianos.

La movilización de esa energía nos hará invencibles y habremos colocado en su sitio a “los enemigos de la Paz”, quienes si quieren guerra van a tenerla que hacerla ellos mismos, metiéndose al barro de la confrontación, y por esa razón, porque el pueblo quiere la paz, sufirán una derrota mucha más estruendosa que la que ha sufrido hoy en día.

Los pueblos son amantes de la Paz. La Paz es el bien supremo en el cual pueden desarrollar todos sus potenciales. Mas que nadie se equivoque que a las provocaciones de “los enemigos de la Paz” responderemos como pueblo unido, uno, indivisible, para someter a los militaristas y guerreristas que pelechan a la sombra de la guerra y se enriquecen a costa de la sangre del pueblo colombiano.

Seguimos, entonces señor presidente Santos, en nuestra lucha. A vuestras declaratorias de guerra responderemos con nuestras declaratorias de Paz. A vuestras palabras de Paz, mostraremos el rostro de la Paz verdadera.  Pero no se equivoquen. Por la Paz estamos dispuestos a sacrificar hasta nuestras propias vidas. El futuro de nuestros hijos, mujeres y ancianos demanda de nosotros indecibles sacrificios. Ya hemos demostrado cuán valientes somos.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger