Headlines News :

[Colombia] “Pedirle peras al olmo”

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on viernes, diciembre 01, 2017 | viernes, diciembre 01, 2017

Allende La Paz.

Cayó el telón. El sainete en que convirtieron en el congreso el Acuerdo de Paz ha terminado. Para vergüenza de los congresistas. Para pena del presidente Santos.

Ya se sienten realizados los congresistas. Cumplieron las expectativas de sus amos. No le cumplieron a los 40 millones de colombianos que apoyan la Paz. Mostraron, una vez más, su profunda mezquindad.

Evidenciaron ante todos que a ellos les importa únicamente lo que les ordenan sus amos empresarios, terratenientes, ganaderos, narco-paramilitares.

La paz es un asunto del pueblo. Definitivamente. Porque ellos son los que han puesto los muertos en éstos 53 años de Guerra interna. Los muertos –guerrilleros, soldados, policías- son hijos de madres populares. Por ello no les importaba la suerte del Acuerdo de Paz.

Para qué preocuparse por un Acuerdo de Paz que no les competía lo más mínimo. Total, los hijos de los congresistas nunca irían a la Guerra. Jamás. Entonces que se maten entre ellos. Que se maten entre ellos para salvar el sistema que los congresistas le imponen a los colombianos.

Todo terminó en la más cruel opereta. Congresistas del establecimiento que no saben como funciona la maquinaria. Ni siquiera cuántos votos necesitaban para aprobar una Ley. Desconocimiento total. Ni siquiera en ésto son duchos. La incapacidad es total. Ya antes habíamos tenido una muestra de esa ignorancia. La congresista Cabal hablaba con propiedad pasmosa de la  Masacre de las Bananeras como si ella la hubiera vivido o estudiado desde 1928. Y así actúan éstos ”inteligentes” congresistas.

Nuestro pueblo no se que quedará cruzado de brazos. Ya no. De ahora en adelante cobrará cada acción contra el pueblo castigándolos con lo que les duele. El voto. Sabemos que la maquinaria les da para para pensar que con solo ella puede contar para perpetuarse en el poder. La maquinaria si acaso les garantiza el 25%. El restante 75% está en manos del pueblo. Y lo usará para castigarlos.

Las cosas, los aires que respiramos, han cambiado desde el Acuerdo de Paz. Apenas en un año estamos viendo cómo resultan sacudidas las instituciones estatales. Y al silenciar los fusiles ha permitido escuchar los otros ruidos que alteran el ambiente. La corrupción –consustancial al régimen imperante- ha mostrado su fea cara ante los colombianos.

50 billones de pesos anuales que pasan a las manos manchadas de los corruptos –que a la vez son unos de los agenciadores del Terrorismo de Estado-, servirían para ir resolviendo los problemas de los colombianos. E iríamos maniatando las manos corruptas.

Ya tenemos una tarea por delante. Los 168 municipios de las Circunscripciones de Paz tienen que saber quiénes son los que cotaron contra ellas. Y castigarlos no depositándoles uno, ni uno, de los votos en las elecciones de 2018.

Evidentemente que exigiremos del estado el cumplimiento de sus compromisos con el Acuerdo de Paz, paz que es para los colombianos pobres, no solo para la FARC, no solo para los oligarcas. Éstos son los máximos usufrutuarios de la Paz. Ahora podrán ir a sus fincas con toda la tranquilidad que les ofrece la Paz.

Mas el pueblo siempre ha sobrevivido con sus propios recursos. Siempre ha sobrevivido con su fuerza de trabajo. Y en la Colombia campesina e indígena tenemos el ejemplo más palpable. En la Colombia citadina el 60% de los trabajadores viven en la informalidad, la economía del rebusque.


Por todo ello, ante la mezquindad de la politiquería colombiana, no le pediremos peras al olmo, esgrimiremos como nuestro escudo la confianza en nuestras propias fuerzas. Ellas serán las garantes de nuestro triunfo.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger