Headlines News :
Home » , , , , , , » Violaciones y asesinatos. De quién es la culpa?

Violaciones y asesinatos. De quién es la culpa?

Written By Allende La Paz - Revista Cambio Total on miércoles, diciembre 14, 2016 | miércoles, diciembre 14, 2016

Por primera vez la Corte Constitucional interpreta el interés coloectivo por encima de, interés mezquino de las élites en el poder.

Por Allende La Paz, Cambio Total.

Hay variadas formas de asesinar. De ello saben mucho los malandros narco-paramilitares de todos los pelambres, desde los de ”cuello blanco” hasta los ”mochacabezas”, pasando por los ”asesinos de la MotoSierra”.

En el caso que nos ocupa, ya van tres muertos de las FARC-EP en las zonas de preagrupamiento, dos de “plomonía” y un tercero por ”falla multisistémica” al parecer producida por un paludismo, enfermedad ésta que produjo 429.000 muertes en 2015 en el mundo.

“La Violencia en Colombia es endémica, enseñada desde los altos círculos del poder al pueblo colombiano”
También fueron asesinados 94 líderes populares durante 2016. Y ello encendió las alarmas por el temor que se repita el genocidio de la U.P. Mas, debemos entrar a mirar el problema de por qué los colombianos tenemos tendencia a asesinar, en especial a los niños.

La violencia es endémica en Colombia. Desde mucho antes de 1948 –asesinato de J.E. Gaitán- es una practica consuetudinaria. No hay día que no haya asesinatos en nuestro país. Caballero nos trae unas cifras escabrosas: cada 9 horas es asesinado un niño, o sea, 20 niños en total, según Florence Thomas. Hay más: cada 2 horas un niño o niña es víctima de violencia sexual.

Evidentemente que desde el Estado nos han enseñado a violar y matar. La Doctrina de Seguridad Nacional y sus aparatos de Terrorismo de Estado han sembrado en el cerebro de los colombianos que el diferente, el excluído, el raro, etc, puede ser víctima de violencia y no es mirado como un ser humano, sino como un “ser” sin derechos que puede recibir hasta la muerte sin que el Estado haga nada para impedirlo.

En la base de esa conducta está también la monstruosa Impunidad que alcanza casi el 100% de todos los delitos. Por ello, el pueblo recurre a tomar justicia en mano propia. Cualquiera manda a asesinar a otro por las excusas más baladíes. Cada 3 días ocurrió un linchamiento en Bogotá –la capital- entre junio 2014- junio 2015 fueron linchadas 140 personas por diferentes motivos, por violación, por robo, por atraco, etc.

Las élites politiqueras miraban –y miran- con complacencia y en no pocos casos con su “mano negra” adelantaban el exterminio. Los “ricos” han asesinado por todas las razones: porque es comunista, porque es sindicalista, porque es de izquierda, porque es gay o lesbiana, porque es niña o niña y se ve “provocativa”, etc.

La defensa de los intereses de los ricos es basamento de la violencia contra el pueblo, sean sindicalistas, comunistas, de izquierda, niños o niñas, etc, etc. Te pueden pegar un tiro, una cuchillada, un estrangulamiento, si así creen que defienden sus intereses. Las cifras son elocuentes: 1 millón de víctimas mortales (algunos las disminuyen a 600.000), 7,5 millones de víctimas no mortales (desplazados) a quienes les arrebatan lo único que tienen, un pedazito de tierra para arrancarle su sustento.

Es tal la aberración que vale más un pedazo de tierra –o un barril de petróleo o una banana- que la vida de un ser humano. Para la élite en el poder ”su” propiedad vale más que cualquier otra cosa en la tierra. La Multinacional Chiquita pagaba la ”paz social” de trabajadores sin sindicatos. La Multinacional Oxy también pagaba a los narco-paramilitares para que mantuviera en ”paz” a sus trabajadores. Coca-Cola paga para que sus trabajadores no presenten pliego de peticiones, igual hace la suiza Nestlé.

Con semejantes ejemplos no es extraño que se diga que el pueblo colombiano es el único en el mundo al cual tocó imponerle la Paz. Aseveración totalmente falseada y falsa. En el Plebiscito el 63% de los colombianos les importó cinco centavos la suerte de la tal Paz porque no creen en las promesas gubernamentales. Del 27% que votó quedaron 51% por el No y 49% por el Sí, ridícula cifra de 50.000 votos que creen les da autoridad para continuar asesinando porque “los colombianos” hablaron en las urnas. Maniqueísmo total de cifras que tratan de justificar sus aberrantes conductas adelantadas desde la Casa de Nariño, el Parlamento, las Cortes o las instituciones militares.

No en mi nombre, por favor. Basta Ya! Echemos a andar y construyamos la Paz para todos los colombianos.

Adenda. La Corte Constitucional interpretando el clamor del pueblo aprobó el Fast track. Primera lectura correcta que antepuso el interés colectivo al interés mezquino de las élites en el poder.
  
Allende La Paz

Periodista. Libros publicados: Plan Colombia y Conflicto Interno. Conflicto Interno Colombiano. Libros virtuales que puede accesar aquí. Director de Cambio Total.
Share this post :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger